Desde que tenemos teléfonos inteligentes, no tardamos más de unos segundos en comprobar por internet qué temperatura va a hacer en los próximos días o si necesitaremos llevarnos el paraguas a la ciudad que vamos a visitar.  En la antigüedad, no había ningún pronostico sofisticado, quizá lo más parecido era el vaso de las tormentas, del que ya os hablamos hace unos días, o el propio instinto de las personas que trabajaban en el campo.

Aunque ni aun ahora somos capaces de determinar con exactitud el tiempo a una semana, hemos avanzado mucho y las matemáticas han tenido gran parte de la culpa al aplicar complejos cálculos a la materia. Ahora que consultar el tiempo es tan sencillo, nacen propuestas para darle un toque artístico a la previsión, como el Tempescope -algo así como tiemposcopio- una lámpara que reproduce las condiciones del exterior dentro de tu habitación basándose en el pronóstico del día siguiente.

En el siguiente vídeo podemos conocer el prototipo, que dentro de poco comenzará una campaña de captación de fondos para su comercialización en alguna plataforma de crowdfunding por determinar.

Podéis conocer más sobre el invento en la web de sus creadores.

Publicado en Tecnología y videojuegos