Nada es blanco o negro en este psicothriller de suspense cuya fascinante dualidad argumental nos absorbe y donde los personajes y sus miedos interiores son los protagonistas absolutos junto a un claustrofóbico escenario menos aislado de lo habitual en el género. Esto se consigue gracias a un reducido pero inspirado reparto que nos deleita con unas magníficas actuaciones plasmando el enfrentamiento principal con una intensidad que traspasa la pantalla. El guión, el director e incluso los actores ponen las piezas de este puzzle psicológico, pero es el espectador quien debe decidir como encajarlas generando tras los créditos un interesante debate humano y moral.

Mi puntuación: 8/10

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://cinedepatio.blogspot.com.es/2016/11/la-madriguera.html