mansion_playboy_1

Recientemente conocíamos la noticia de que el fundador de la revista Playboy, el magnate multimillonario Hugh Hefner, había puesto en venta su mítica mansión por la desorbitada cantidad de 200 millones de dólares, unos 185 millones de euros. Dejando de lado la astronómica cifra -allá cada cual con su dinero-, lo más sorprendente de todo es que Hefner ha puesto algunas condiciones para los posibles compradores que estén dispuestos a mudarse a la propiedad.

Lo que Hefner exige es que quien compre la mansión debe dejarle vivir en la propiedad hasta que muera, y disponer de privacidad absoluta en sus aposentos. O sea, que el que esté dispuesto a desembolsar 200 millones (como si hablásemos de calderilla), también tiene que asumir que debe compartir casa con un anciano conocido por ser bastante maniático y quisquilloso, y que suele pasearse en bata fumando en pipa constantemente. Desde luego, no sé hasta qué punto es una buena inversión.

mansion_playboy_2

El pionero en las publicaciones de desnudos compró la mansión en 1971 por un millón de dólares. Ubicada en la ciudad de Los Ángeles, la casa fue construida en 1927 en estilo tudor gótico y cuenta con 22 habitaciones, distribuidas entre los 1.858 metros construidos. Algunas de las particularidades de la casa es la sala de cine, la bodega o la sala de juegos.

Además, la propiedad incluye una pista de tenis, la famosa piscina con forma de lago, cuya famosa gruta ha sido el epicentro de las hedonistas fiestas de Hefner durante los 45 años que lleva viviendo allí, licencia para albergar zoológicos y hacer espectáculos de fuegos artificiales, entre otras excentricidades.

Incluso enumerando todos los elementos que aportan lujo al inmueble, los expertos consideran que el precio es demasiado excesivo aún tratándose de una propiedad tan legendaria. A esto hay que sumarle el deterioro de la misma, que para dejarla como nueva haría falta otra cuantiosa cantidad.

mansion_playboy_3

Sin embargo, el propio Hefner ha asegurado que la venta de su vivienda ayudará a reflotar la edición Playboy, que acaba de publicar el último número incluyendo desnudos en Estados Unidos, con Pamela Anderson en portada. Portavoces de la empresa anunciaron la decisión de renovar la publicación en octubre, alegando que no pueden hacer frente a la feroz competencia en Internet. Todavía tendremos que esperar al mes de marzo para ver la nueva Playboy, con semidesnudos aptos para mayores de 13 años, entre otros contenidos.

Vía: dose traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

Publicado en Insólito