veterinario calma a cachorro al despertar de la anestesia

Hay trabajos que son vocacionales y te tienen que gustar mucho para poder desarrollarlos bien. Empleos como ser médico, profesor o veterinario son, en la mayoría de las ocasiones, mucho más que un trabajo para quienes lo ejercen.

Este tipo de labores necesitan de una pasión por lo que estás haciendo y una dedicación casi plena, que no se consigue solo con un sueldo.

Hoy os traemos un vídeo de un chico que se nota que disfruta con lo que hace. Demuestra que su actividad profesional se mezcla con su vida indistintamente.

Dennis Moses es ayudante de quirófano en una clínica veterinaria que colabora con el centro de rescate de animales BARCS. Acaban de realizarle una operación al pequeño cachorro Meesha y se está despertando después de la cirugía.

Cuando los efectos de la anestesia desaparecen, el pequeño cachorro empieza a notar una sensación rara y desconocida, y se asusta. El joven Dennis trata de calmarlo de la mejor manera posible demostrando, a su vez, el amor que siente por los animales.

Unas imágenes conmovedoras que escenifican que, la gran mayoría de los veterinarios son primero, amantes de los animales y luego, veterinarios.

Y, como colofón a esta preciosa historia, os mostramos a la perrita, una vez recuperada, junto a su nueva familia humana. No puede haber un final mejor:

perra-adopcion

Fuente: Facebook, artículo por La voz del muro

Publicado en Animales

Baby Meesha was coming off her anesthesia and was a little scared because her body felt so weird. BARCS Surgical Assistant Dennis Moses took her out into the quiet hallway to comfort her. One of our awesome volunteers just happened to be walking by to capture this sweet moment. Thank you to Dennis and all the staff who work long, tireless hours in the background of our shelter—saving lives and loving the animals. (Turn on the sound, it will melt your heart!)

Posted by BARCS Animal Shelter on jueves, 25 de febrero de 2016