modelo_Kanyasesser_5

El sueño de Kanya Sesser era desafiar a todos y cada uno de los estándares de belleza tradicionales. A pesar de haber nacido sin piernas, una circunstancia que jamás ha frenado su fuerte convicción, esta joven de 23 años está arrasando en la industria de la moda, ya que gana unos 1.000 dólares al día posando para múltiples marcas como Billabong, Nike o Rip Culr Girl.

Sesser fue adoptada de un orfanato de Tailandia cuando tenía 5 años por una familia de Portland, Oregón (EEUU). En lugar de una silla de ruedas, la joven utiliza una tabla de skate para moverse y aprendió a caminar sobre sus manos. A los 15 hizo sus primeros pinitos en el mundo de la moda para algunas marcas deportivas. Ahora compagina su carrera como modelo con charlas motivacionales y su amor por el deporte. De hecho, actualmente está entrenando para los Juegos Paralímpicos de Invierno de 2018.

“Estaba entrenándome muy duro en atletismo y cuando fui creciendo me metí en el modelado de ropa interior. Yo soy diferente y eso es atractivo. No necesito piernas para sentirme sexy“.

“Soy una buscavidas, una macarra y una amante del deporte muy femenina”, escribió Sesser en su Facebook. “Siempre estoy con el patinaje, surf, snowboard y simplemente vivo la vida día a día”

modelo_Kanyasesser_1

“Me gusta contar mi historia y mostrarle a la gente que la belleza puede ser similar. Todas estas imágenes muestran mi fuerza”

modelo_Kanyasesser_2

“Si eres de los que trabajan duro, te esfuerzas, dedicas tiempo y paciencia y confías en ti mismo, esto hará que alcances todas las metas que te propongas. Así los demás se verán inspirados y motivados por tu lucha, demostrando que cualquiera puede hacerlo”

modelo_Kanyasesser_3

Además de su carrera como modelo y de dar discursos motivadores, Sesser está entrenado muy duro para competir en la especialidad de esquí alpino de los Juegos Paralímpicos de Invierno de 2018 en Pyeongchang, Corea del Sur. Viendo lo bien que se desenvuelve en la vida, ¡seguro que se alza con el oro!

modelo_Kanyasesser_4

Una dosis de motivación que nos ha hecho reflexionar sobre que no hay que rendirse tan fácilmente. Si te ha gustado esta historia, puede que también te interese la historia de Jessica Cox, la piloto sin brazos que te hará ver la vida de otra manera.

Fuente: today, Kanya Sesser

Publicado en Miscelánea