David Cronenberg reinventa y perfecciona un clásico fantástico cuya premisa de ciencia ficción va mutando paulatinamente hacia un terror escalofriante y bastante repugnante. El mérito de esto último recae en unos espléndidos efectos especiales que a base de horas de maquillaje consiguen plasmar una horrible y muy realista transformación. La película más conocida de su director y de su actor protagonista, que no se anda con rodeos, sencilla en localizaciones, que no está alargada innecesariamente y que nos ha dejado escenas que nunca olvidaremos. Cine sin complicaciones argumentales del que deberían tomar ejemplo muchos cineastas.

Mi puntuación: 8/10

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://cinedepatio.blogspot.com.es/2016/11/la-mosca-fly.html