La necesidad agudiza el ingenio. Esta frase siempre me ha parecido muy acertada y es que es cierto que cuando necesitas algo, das lo mejor de ti mismo para conseguirlo.

Vivimos en una época en la que se van creando “oficios” extraños. Hace solo unos cuantos años trabajos como community manager, tester o youtuber, directamente no existían. Mucha gente han sido pioneros en estos campos y han sabido ver un nicho de mercado donde otros no. Algunos perdurarán en el tiempo, otros, probablemente, sean solo una moda pasajera. El asunto es que si sabes adaptarte a los tiempos modernos, no te va a faltar nunca pan que llevarte a la boca.

El curioso caso que os traemos hoy, es el de dos chavales afroamericanos que han visto una necesidad, y han sabido desarrollar una actividad profesional que la cubre. El trabajo que se han inventado podríamos llamarlo “hacedores de colas profesionales” o “esperadores”. Así dicho puede sonar a lo que no es, pero después de mi explicación y el vídeo os va a quedar todo mucho más claro.

Robert Samuel, neoyorkino de nacimiento, ha fundado “Same Ole Line Dudes”. Estos chicos se encargan de hacer la cola por ti para entrar en cualquier evento, durante el tiempo que sea necesario, siempre y cuando pagues su tarifa. ¿Qué quieres unas entradas para la Superbowl? contrátalos para que vayan a la taquilla y te saquen las mejores localidades ¿Que abren una nueva Apple Store? tranquilo, ellos hacen cola los días que sean necesarios para conseguirte el iPhone que quieres. ¿Es la 7ª vez que los Rolling Stones anuncian su última gira y no te los quieres perder? Los tendrás los primeros en la taquilla.

En un mundo donde a veces hay que hacer colas de varios días en los eventos mas importantes, me parece un oficio genial por su simplicidad. Sin duda es un trabajo que solo desempeñarán para la gente con un poder adquisitivo medio alto. Tal vez en otros lugares del planeta esta actividad no sería tan rentable, pero en USA, todo es posible.

Fuente: Salon

Publicado en Miscelánea