Las garrapatas son muy peligrosas. Su picadura puede derivar en todo tipo de problemas médicos y, siendo tan pequeñas, es normal que la gente a menudo no se percate de que se han alojado en sus cuerpos, hasta que es demasiado tarde.

La enfermedad más común asociada a estos insectos es la enfermedad de Lyme, una infección bacteriana que puede afectar a diversos órganos. Aunque también es importante recordar que estos bichejos suponen otras amenazas. Incluso si no terminan por matarnos, los efectos de su picadura pueden durar toda la vida.

La garrapata estrella solitaria, por ejemplo, que lleva este nombre por la peculiar marca en la parte posterior, es una de las especies que sin duda puede cambiarnos para siempre, incluidos nuestros hábitos alimenticiosEstá claro que no queremos a ninguna alojada en nuestro cuerpo, pero hay que poner especial cuidado en mantenerlos alejados de estas:

Esta es la garrapata estrella solitaria, también conocida como Amblyomma americanum, la cual se identifica fácilmente por su marca tan característica en la espalda. Vive en las regiones del Medio Oeste, Este y Sudeste de EE.UU., por lo que mucho cuidado si viajas allí

Siempre es recomendable que, si habéis estado en una zona desértica, comprobéis que en vuestro cuerpo no hay garrapata alguna. Llevar una de estas pequeñas criaturas alojadas en nuestro organismo es sinónimo de malas noticias, pues son capaces de transmitirnos la enfermedad de Lyme. La garrapata estrella solitaria, sin embargo, es especialmente peligrosa, ya que lleva un tipo de azúcar especial llamado alfa-gal

27east

Los seres humanos ya no producimos este tipo de azúcar gracias a la evolución, aunque sí que se encuentra en la carne roja, carne de cerdo y algunos productos lácteos. Y aquí reside el problema: algunas personas son alérgicas a la alfa-gal, y los efectos secundarios de la picadura de estas garrapatas podrían transformar nuestra dieta de la noche a la mañana…

Cuando esta garrapata pica a un ser humano, inyecta este azúcar especial -el alfa-gal- en el cuerpo de la víctima. El sistema inmunitario responde naturalmente a la mordedura mediante la creación de anticuerpos para combatir a esta extraña sustancia

A partir de ese momento, cada vez que una persona come carne que contiene azúcar alfa-gal se produce una reacción alérgica bastante grave. Como resultado, las víctimas de la garrapata estrella solitaria se ven obligados a llevar una vida semi vegetariana, aunque afortunadamente pueden seguir comiendo pescado y aves de corral. Esto no es un consuelo para aquellos que les guste disfrutar de un buen trozo de carne asada, está claro

Desde la propagación del venado de cola blanca, las garrapatas estrella solitaria ha expandido su hábitat hasta llegar a Maine, en el norte de EE.UU. Así que mucho cuidado si vais de viaje a algunas de estas zonas, si no queréis que vuestra dieta cambie drásticamente.

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
https://boredomtherapy.com/lone-star-tick-vegetarians/