Vincent Brady es un fotógrafo al que se le ocurrió combinar dos técnicas de fotografía para grabar el cielo: por un lado, aumentó el tiempo de exposición de sus cámaras para lograr el efecto de ráfaga de cada fuente de luz, en este caso las estrellas. Por otro lado, usando una montura de cuatro cámaras compuso una fotografía en 360º. Dado que la Tierra está girando a una velocidad constante 1,700Km/h el efecto conseguido goza de movimiento.

Estas son las imágenes que he creado en las oscuras y frías noches de insomnio, bajo cielos impresionantes inspiradores.

Dice su creador Vicent Brady

Publicado en Cultura y ocio