Últimamente nos estamos haciendo expertos en esto de las propuestas de matrimonio, y aunque descartamos muchas para no pecar de monotemáticos, hay algunas que no podemos pasar por alto como la que compartimos hoy.

Arianna es una “Luvabull”, el nombre por el que se conoce a las bailarinas que amenizan los cambios de tiempo durante los partidos de baloncesto de los Chicago Bulls. Su prometido quería pedirle matrimonio de una manera original, y se puso de acuerdo con todas sus compañeras para que en mitad de una coreografía, la dejaran desconcertada frente a miles de personas sin saber qué le ocurriría. Su reacción es estupenda, e incluso nos llega a dar lástima, aunque rápidamente entiende que es por una buena causa con un final más que feliz que la convirtieron esa tarde en la envidia de cientos de chicas.

Original: Chicago Bulls

Publicado en Miscelánea