Las primeras referencias que los investigadores han encontrado recientemente sobre la pasta, tal y como la conocemos hoy en día, se remontan al año 1152 en Italia. Anteriormente se pensaba que había sido Marco Polo quien la había introducido en el país, tras uno de sus viajes a China en 1271. Sea como fuere, lo que sí es cierto es que es un alimento firmemente consolidado y que solemos preparar de forma habitual en nuestros hogares.

Puede que su preparación no os parezca excesivamente complicada pues, en principio, solo hay que ponerla a hervir y añadirle la salsa después. No obstante, puede que hayáis estado preparándola mal todo este tiempo. Muchos de vosotros seguro que escurrís la pasta en el fregadero y tiráis todo el agua. Después, la ponéis en un plato y le echáis la salsa por encima o directamente la echáis en la sartén que contiene el guiso y lo mezcláis todo.

Estoy plenamente convencido de que tus recetas de pasta están deliciosas, pero si sigues el consejo que nos propone el chef italiano Andrew Carmellini, conseguirás mejorar bastante el sabor y la textura de tus platos…

Original: CHOW

Publicado en Cocina