La vida en el bosque es muy dura. Buscar un refugio, comida, agua, esconderse de los depredadores… Son actividades que todo buen superviviente debe aprender a realizar a diario si quiere prosperar en este medio.

Los animales salvajes tienen una serie de instintos que les “facilitan” llevar a cabo todas estas labores de forma natural. “Robar” comida es un instinto más de supervivencia y algunos animales lo llevan a cabo con cierta asiduidad.

Y es que, en el mundo animal, el concepto de propiedad es muy difuso e impreciso. Por lo menos así lo es para la ardilla protagonista del siguiente vídeo.

¿Qué tienes escondido en esos mofletes tan gordos?

¿Qué tienes escondido en esos mofletes tan gordos?

El pequeño roedor se encontraba dando su habitual paseo matutino en busca de nueces o frutos que llevarse a la boca. De repente, sus aviesos ojitos divisaron algo increíble, un comedero de pájaros repleto de comida y sin vigilancia.

La pequeña ardilla roja empezó a llenar sus carrillos con semillas hasta que, de repente, se da cuenta de que la han pillado con las manos en la masa. ¿Cómo reaccionar ante tal situación?

Pues de la forma más humana que hemos visto en un animal silvestre. Haciendo como si ella no supiera nada y dejándolo todo como estaba disimuladamente. Solo le falta decir “no, si yo solo estaba mirando”.

Fuente: fjwjr, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Animales