La singular y artesanal manera de hacer fideos en esta zona de China

Enlace patrocinado
por Joaquin Martin de Consuegra
el 03/11/2016 en Arte

La cultura china es famosa por tener costumbres milenarias y curiosas a ojos de los occidentales. Esto se extiende a todos los ámbitos de su vida, y la gastronomía no iba a ser una excepción.

Los restaurantes chinos que abundan por nuestras ciudades, en realidad, poco o nada tienen que ver con su auténtica comida. Tal vez lo único que coincida sean los platos elaborados con fideos chinos, pero aún así, dista mucho de lo que se puede degustar en este país.

Hay muchas maneras de preparar fideos, pero solo una forma de hacer los famosos tallarines Suomian. Son fabricados exclusivamente en la aldea de Nanshan, en China y durante más de 300 años su método de elaboración ha sido el mismo.

Para crear esta delicatessen se deben de seguir unos pasos muy específicos. Tanto es así, que en el mundo solo existen 300 personas que conozcan a la perfección la receta y el método de elaboración de estos tallarines.

Lo más importante a la hora de realizar los tallarines Suomian es elegir correctamente el día. Si es muy húmedo la pasta no se secara bien y no servirá. Si por el contrario es un día muy seco la pasta se resquebrajara y tampoco servirá.

Una vez comenzada la mezcla, se ha de terminar todo el proceso, ya que no se puede guardar para más tarde. Las proporciones de agua, harina y sal solo las conocen los maestros artesanos de estos tallarines.

Cada trozo de masa se corta de la forma que vemos en al imagen. De estos trozos alargados acabaran saliendo los cientos y cientos de fideos chinos.

Entre 2 personas se amasa y estira cada trozo. Uno es el encargado de aplastar el cilindro de masa, mientras que otro lo va enrollando en un molde creado para tal propósito.

Esta operación se repetirá unas 60 veces por trozo de masa. Es el artesano el que decide cuando es lo suficiente delgado como para pasar al siguiente paso.

Con la ayuda de dos palillos se enrollarán los cilindros de masa. Cada par de palillos lleva un único fideo, sin cortes.

Cuando todos los fideos han sido enrollados es hora de ponerlos a secar. Se transportarán a una especie de tenderetes donde se colocan los palillos y se estiran hasta obtener el largo deseado.

El buen maestro de tallarines Suomian sabe cuál es la resistencia exacta de los fideos. Por eso saben perfectamente cuánto pueden estirar la pasta antes de que se rompa. Una vez secos, serán empaquetados y vendidos. Este método tan artesanal hace que la cantidad de estos fideos que se pueden preparar sea muy limitada, pero lo compensan con un sabor exquisito.

En el siguiente video veremos a uno de estos maestros. Lleva preparando tallarines Suomian desde hace más de 40 años y tiene pensado seguir haciéndolos hasta el fin de sus días.

Fuente: More China 更中国, Artículo por La Voz del Muro

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más