Queremos que nuestros hijos se conviertan en adultos funcionales y, sin embargo, pasamos el día allanando su camino y limpiando el reguero que dejan tras de sí. Así, difícilmente lo lograremos.

Crecer es asumir responsabilidades y, para ello, los adultos debemos dejar que nuestros hijos sean cada vez más autónomos. ¿Cómo? Poco a poco, por supuesto.

Nadie puede pasar de 0 a 100 y nuestros hijos tampoco. Por eso, es necesario que abandonen su etapa de bebé a través de la práctica y aprendizaje. No tiene sentido que cada vez que necesiten algo, acudan a pedirlo como si fuéramos sus mayordomos. En vez de eso, debemos ir estimulando sus capacidades para que empiecen a hacerlo solos.

La tabla Montessori

Shutterstock

Shutterstock

 

Maria Montessori fue una de las grandes pedagogas del siglo XX y, por eso, aún hoy muchos padres siguen sus preceptos para educar con éxito a los niños usando la lógica, el sentido común y la calma, para lograr que desarrollen una personalidad armoniosa y equilibrada.

Para conseguirlo, la escuela Montessori ha creado una tabla de tareas que podemos compartir con nuestros hijos, según su edad, para enseñarles a dominarlas poco a poco.

La mayoría son tareas domésticas, de las cuales se responsabilizarán, que aprenderán a valorar en su justa medida con la práctica y el trabajo. Además, el cumplimiento de estas tareas les ayudará a desarrollar su pragmatismo, motricidad fina y experiencia sensorial, haciéndoles sentir útiles e importantes.

La tabla está diseñada para que los niños adquieran ciertas destrezas antes de pasar al siguiente escalón por lo que, en teoría, nunca se enfrentarán a una tarea que les sobrepase. No obstante, utiliza la tabla a modo de guía y adáptala según vuestras necesidades.

Si te das cuenta de que tu hijo aún no cumple con la mayoría de las tareas propias de su rango de edad, no te preocupes. Como decíamos la tabla es orientativa y progresiva, por lo que solo tienes que empezar por el principio hasta, poco a poco, llegar a su edad.

Por último, mencionar que esto no es delegar una tarea y punto. Esto es aprendizaje y depende directamente de la motivación de los niños e implicación de sus padres, pues somos nosotros quienes les iremos enseñando y acompañando en las primeras ocasiones. Así que: ¡hazlo divertido!

Shutterstock

Shutterstock

La tabla de autonomía Montessori hará que nos sorprendamos de las altas capacidades que tienen nuestros hijos, además de ser una excelente oportunidad de pasar tiempo en familia, algo que los niños van a valorar muchísimo.

Fuente: bebéymas.com

Publicado en Familia