Debido a las inundaciones en Australia más de 13.000 personas fueron evacuadas de sus casas, pero éstas no quedaron vacías, sino que fueron ocupadas por millones de arañas. Los insectos cubrieron con sus redes campos, granjas y viviendas convirtiendo el entorno en un “campo nevado”. Al volver las aguas a su cauce las arañas regresaron, dejando como herencia a los granjeros sus viviendas de seda.

arañas

arañas

arañas

arañas

arañas

arañas

arañas

arañas

arañas

arañas

Fotos: Daniel Munoz / Reuters, via Viral nova

Publicado en Animales