La anorexia es un problema latente que afecta a millones de personas en todo el mundo. Un infierno del que es muy difícil salir y que le h costado la vida a tantas personas. Por suerte, muchos consiguen dar carpetazo a la enfermedad, rehaciendo sus vidas con total normalidad y recordando la experiencia como un mal sueño.

Como espectador, ver la transformación de una persona por la pérdida excesiva de peso puede resultar sobrecogedor, pero para aquellos que luchan contra la enfermedad, la verdadera victoria reside en aumentar unos cuantos gramos.

Echa un vistazo a las 10 historias sobre la anorexia que más han estremecido a la sociedad. De antemano te advertimos que algunas de las imágenes podrían dañar vuestra sensibilidad:

1. Las doctoras gemelas que hicieron un pacto hace más de 20 años que consistía en privarse de comer para no aumentar de peso

casos_anorexia_1
A los 11 años edad, Maria y Kate Campbell, que pesaban cerca de 30 kilos cada una, hicieron una inquietante promesa que les llevaría a ser anoréxicas el resto de sus vidas. Y todo ello después de oír un inocente comentario de su padre que, según ellas, cambió sus vidas para siempre. Su padre dijo que estaba muy sorprendido por lo rápido que estaban creciendo sus hijas, y que se estaba formando su “cuerpo de mujer”.

Si bien para la mayoría puede parecernos un simple comentario inofensivo, para las gemelas, hoy doctoras de profesión, resultó un detonante para cumplir el siniestro pacto. Como decíamos, este consistía en dejar de comer para no aumentar de peso. Sus padres, Christy y Clara Campbell, de 58 y 56 años respectivamente, cuentan que sus hijas pasaron la mayor parte de su adolescencia y edad adulta en diversas clínicas de recuperación.

Aunque parezca insólito, este no fue el primer caso de anorexia en gemelas que captó la atención mundial; las hermanas Michaela y Samantha Kendall también lucharon contra la anorexia durante largos años. Michaela murió en 1994 por los efectos directos provocados en su cuerpo. Samantha luchó por recuperarse, y aunque no estaba en un peso extremadamente bajo cuando ella murió, acabó suicidándose en 1997.

2. El modelo masculino que murió de anorexia

casos_anorexia_2
Jeremy Gillitzer una vez fue un modelo con un aspecto despampanante y cuerpo bien definido. Sin embargo, lo que mucha gente no sabía es que detrás de esa facha hercúlea, había un joven que luchó contra la anorexia y la bulimia durante la mayor parte de su vida adulta. A consecuencia de un régimen de hambre crónica, vómitos autoinducidos y ejercicio en extremo, redujo su cuerpo hasta que no quedó prácticamente nada salvo huesos. Cuando murió en el 2010, a la edad de 38 años, solo pesaba 30 kg.

3. La madre anoréxica que usa los mismos vestidos que su hija de 7 años

casos_anorexia_3
Posando con vestidos a juego, lo más normal es afirmar que Rebecca y Maisy Jones son hermanas, pero realmente esta es una imagen de una mujer de 26 años de edad y su hija de 7. Después de sufrir anorexia durante más de la mitad de su vida, el pequeño cuerpo de Rebecca cabe perfectamente en ropa diseñada para niños de 7 u 8 años. La joven madre pesa menos que su hija, a pesar de ser 20 centímetros más alta.

“Usar la misma ropa que Maisy me hace sentir orgullo. Está mal, pero me hace sentir bien. No creo que esté delgada ya que siempre me veo como una persona grande.”

Esta secretaria médica sobrevive a base de sopas, tostadas y bebidas energéticas, a pesar de que los médicos le han advertido de que la falta de nutrientes podría matarla. Al mismo tiempo, alienta a su hija Maisy a comer todo tipo de dulces y chocolate.

4. La chica anoréxica, que camina 12 horas al día para bajar de peso

casos_anorexia_4
Lauren Bailey bajó a 25 kilogramos después de caminar hasta 12 horas al día, llegando a pesar 22,5 kg, y todo como resultado de su anorexia, trastorno que desarrolló en su adolescencia y que persistió durante más de diez años. Después de pasar una larga temporada en el hospital, finalmente decidió cambiar su vida. Ahora Lauren es la imagen de la buena salud y solo espera que su historia pueda ayudar a otros a superar esta enfermedad.

5. La madre que luchó contra la anorexia de su hija perdiendo 20 kilos en un pacto de dieta

casos_anorexia_5
Dolly Jenkinson es madre de Ruth, y aunque no puede determinar exactamente cómo su hija contrajo este trastorno alimenticio que casi acaba con su vida, cuando se enteró decidió coger el toro por los cuernos a su manera.

Después de acompañar a Ruth a las sesiones de tratamiento convencional durante años, incluso tras haber firmardo los papeles para hospitalizarla, esta gerente de una empresa de construcción de Northover, Essex, sacó sus propias conclusiones de cómo podría ayudar a su hija a superar la enfermedad.

Increíblemente Dolly comenzó una dieta, uniéndose a Ruth en un “pacto” de calorías controladas, que incluso ella describe como ilógico. Es más, Dolly admite que no todo el mundo comparte su entusiasmo por la forma en que ha manejado la situación durante este tiempo. Hasta la fecha, Dolly ha perdido 20 kilos, mientras que Ruth ha aumentado 14, aunque todavía tiene un largo camino por recorrer.

6. La madre que sufría de pregorexia y ahora lucha para promover conciencia en los trastornos de la alimentación

casos_anorexia_6
Aunque la mayoría de las mujeres embarazadas se maravillan cuando su cuerpo empieza agrandarse por el crecimiento de su bebé, Maggie Baumann se sentía “horrorizada”. “Recuerdo estar en la ducha y ver que mi ombligo sobresalía. Miré mi cuerpo y pensé: yo ni siquiera quiero estar en este cuerpo”, comenta Baumann.

Baumann, de 48 años, es madre de dos hijos y afirma que luchó contra trastornos alimenticios durante sus embarazos, un trastorno conocido popularmente como pregorexia. “Ni siquiera me acordaba del bebé”, dijo Baumann sobre su primera hija, Christine, quien ahora tiene 23 años.

Baumann, residente en Laguna Niguel, California, luchó contra la anorexia durante sus últimos años de instituto, una enfermedad que se agravó tras quedarse embarazada. “Me negué a comprar ropa de premamá. De hecho, nuestros vecinos ni siquiera sabían que estaba embarazada hasta el noveno mes. Lo escondí muy bien”.

Baumann confiesa que fue durante su segundo embarazo, en el que solo ganó un mísero kilogramo, cuando vio que su anorexia empeoraba. Incluso empezó a sobreejercitarse para tratar de contener su creciente barriga. Una hora y media de cardio, correr, andar en bicicleta, e incluso practicar voleibol, era un hábito continuo para ella hasta que dio a luz. Al principio de su embarazo casi pierde a Whitney, su segunda hija, pero eliminar el ejercicio y aumentar la ingesta diaria de calorías no eran una opción para ella.

Finalmente acudió a urgencias por un fuerte dolor en el pecho. Los médicos le dijeron que sus órganos estaban fallando, por lo que finalmente decidió ingresar en un centro de tratamiento de Arizona. Actualmente Baumann mantiene un peso y un estilo de vida saludable y está muy orgullosa de que sus hijas también disfruten de una vida completamente sana.

7. La modelo que mostró todo en una controversial campaña llamada “No anorexia”

casos_anorexia_7
Quizás os acordéis de Isabelle Caro, la modelo que nos mostró el auténtico horror de la anorexia. Isabelle perdió la batalla en noviembre de 2010, con tan solo 28 años, después de ser tratada por una enfermedad respiratoria aguda provocada por la anorexia.

Apareció en los carteles de una campaña contra esta enfermedad en 2007, pero los anuncios fueron prohibidos en varios países. En ese momento, la modelo media 1.65 m de altura y pesaba unos 32 kg. La campaña generó un intenso debate en los círculos de la moda con respecto a las modelos “ultra flacas” de las pasarelas.

8. La mujer que venció a la anorexia para cumplir su sueño de convertirse en madre

casos_anorexia_8
Los médicos advirtieron a Hayley Wilde de que le quedaba apenas una semana de vida. Luchó contra la anorexia desde los 11 años, se le cayó el pelo y sus períodos menstruales desaparecieron. Sus padres hicieron una gran esfuerzo por ayudarla. Tres años más tarde, y después de una batalla de ocho años contra la enfermedad, se recuperó totalmente al quedarse embarazada. Su hijo Michael llegó al mundo pesando 3,5 kg, algo impensable años atrás.

9. La prometida que tuvo que vencer la anorexia para llenar el vestido de boda de dos tallas más grande que su novio le compró

casos_anorexia_9
Kate Puncher desarrolló anorexia tras las continuadas amenazas de su ex novio, diciéndole que si engordaba la relación tocaría a su fin. Por suerte, Puncher conoció a una persona nada superficial, que le ayudó a recuperar su salud regalándole un vestido de novia que era dos tallas más grande. Su prometido le dijo que tendría que empezar a comer y aumentar de peso para poder encajar en él. Decidida a casarse con el hombre al que amaba, Kate recuperó peso y pudo lucir el vestido con en el que se sentía radiante.

10. Las modelos hermanas uruguayas que murieron de anorexia con 6 meses de diferencia

casos_anorexia_10
Los cimientos del mundo de la moda se tambalearon nuevamente por la muerte de la modelo uruguaya de 18 años Eliana Ramos, cuyo cuerpo fue hallado sin vida en su casa de Montevideo tan sólo seis meses después de que su hermana, la también modelo de 22 años Luisel Ramos, muriese al poco de bajarse de la pasarela durante un desfile de moda en Montevideo. Aunque ningún informe médico salió a la luz inmediatamente tras la muerte de Eliana, el juez Roberto Timbal concluyó que sufrió un ataque al corazón.

Fuente: oddee

Publicado en Miscelánea