carreteras_musicales_6

Nos encanta hacernos eco del estilo de vida de Japón, pues aunque a veces pueda parecernos distante y raro del nuestro, hemos de reconocer que inventan cosas asombrosas, como los fantásticos hoteles cápsula, en los que si no mueres de un ataque de claustrofobia, disfrutarás de un alojamiento barato y de lo más típico del país nipón.

En la misma línea que hoy nos compete, aconsejaría que primero echaseis un vistazo al órgano marino de la localidad croata de Zadar, cuyo sonido depende de la velocidad y el empuje de las olas.

Una forma distinta de hacer música, como la que han ideado en Japón -como no podía ser de otro modo-. Resulta que los automovilistas que suelen escuchar a su cantante favorito mientras conducen, también cuentan con una nueva forma de entretenerse: las carreteras musicales.

carreteras_musicales_4

carreteras_musicales_2

Esta excéntrica idea surgió de la mano de Shizuo Shinoda, quien descubrió accidentalmente que estos surcos en la carretera podían funcionar como notas musicales. Así, en el año 2007, un equipo del Instituto de Investigación Industrial de Hokkaido construyó una serie de carreteras musicales, que utilizaban los coches como diapasones para reproducir música mientras viajan.

El concepto funciona mediante el uso de ranuras que se cortan a intervalos muy específicos en la superficie de la carretera. Así como viajar sobre badenes o marcas viajes pueden emitir un tono retumbante en el vehículo, la carretera musical utiliza estas marcas para crear distintas notas.

Dependiendo de la distancia entre surco y surco, el coche producirá notas bajas o altas, permitiendo a los conductores más astutos crear distintas melodías.

carreteras_musicales_1

En total existen 4 bandas musicales dispersadas entre el centro y el norte de Japón -Hokkaido, Wakayama, Shizuoka y otra en Gunma-. Aunque una de ellas emula un super éxito pop del país nipón, todas reproducen distintas melodías entre sus 175 y 250 metros de surcos.

El interludio musical, que dura en torno a 30 segundos, viene precedido por unas cuantas notas de colores pintadas sobre el asfalto, a modo de aviso de que pronto dará comienzo la experiencia musical.

carreteras_musicales_3

Las marcas están hechas en los extremos de la carretera, por lo que los conductores tienen la opción de ir sobre ellas o evitarlas. Para poder escuchar las melodías se necesita mantener las ventanillas del auto bajadas y conducir a 30 km/h como máximo, manteniendo al menos una rueda sobre las marcas. Si se conduce demasiado rápido, sonará como cuando rebobinábamos una cinta de casete en modo rápido; si por el contrario se conduce demasiado lento, tendrá el efecto contrario.

carreteras_musicales_5

Ya sabéis, si alguna vez visitáis Japón y tenéis que desviaros 5 km para presenciar esta curiosidad, no os lo penséis dos veces y no dejéis escapar esta oportunidad. A continuación os dejamos un vídeo con el que podréis descubrir cómo suenan estas carreteras.

Vídeo: guardian040 Fuente: The Guardian Imágenes: ruta-33 Artículo por Lavozdelmuro.net

Publicado en Miscelánea