¿Para qué sirven las Flores de Bach?

Desde siempre se ha sostenido la importancia del equilibrio entre el cuerpo y la mente. Estado anímico es fundamental a la hora de tener un cuerpo sano. De ahí el famoso el dicho de “men sana in corpore sano”.

Ésta es la principal teoría que se sostiene en el tratamiento con Flores de Bach. A través de ellas lo que se pretende es mejorar los estados de ánimo negativos para conseguir el equilibrio. Por ello, el ser una persona con un carácter optimista puede ser muy beneficioso para nuestra salud.

Cada Flor de Bach sirve para un estado de ánimo distinto.

Existen distintos tipos de miedos y fobias que cada individuo puede padecer y son necesarios sanar. Algunas veces son temores concretos. Otras no se sabe exactamente cuál es su origen. Por otro lado, el desarrollo extremo de distintos tipos de miedo pueden provocar padecimientos más serios. Por ejemplo, el insomnio o la depresión.

Para mejorar cada uno de estos estados y llevar al paciente a un nivel de vida mejor con pensamientos positivos, existe una flor de Bach recomendada para cada caso. Algunas veces nos ayudan a calmar la ansiedad. En otras, nos sirven para darnos fuerzas y enfrentar miedos concretos o a acallar la mente.

Existen muchos tipos de problemáticas y para todas ellas, las Flores de Bach servirán de gran ayuda. Por ejemplo, para quienes padezcan de ansiedad. Otras concretas nos pueden ayudar con la meditación o yoga. Todo depende de la cuestión a resolver.

Plantas medicinales.

Además, en muchos casos, la mayoría de estas plantas poseen propiedades medicinales. Y no es de extrañar. De sobra es las propiedades medicinales que poseen las plantas aromáticas. Un claro ejemplo puede ser el perejil.

Tanto es así que desde siempre la farmacología ha utilizado las plantas para obtener los distintos fármacos que consumimos hoy en día.

El ejemplo más claro lo encontramos en plantas tan famosas como pueden ser el aloe vera. Sus propiedades a nivel de cosmética son de sobra conocidas. Es una de las plantas más beneficiosas para nuestra piel pero no sólo para ella sino que aporta múltiples beneficios para nuestra salud.

El ajo es otro de los ejemplos más claros que no todo el mundo conoce. Sin embargo, es uno de los que proporcionan mayor número de beneficios para nuestro cuerpo.

Publicado en Verde