Hace poco más de una semana saltaba a los círculos virales una imagen publicada por el regatista británico y bicampeón olímpico de remo de 33 años Alex Gregory en su cuenta de Twitter. En ella, podemos ver el impactante aspecto de sus manos tras pasar remando demasiado tiempo con los guantes mojados:

Mis manos después de pasar mucho tiempo con los guantes mojadosLas ampollas han sido fáciles de llevar pero la humedad se ha metido en la piel“, relataba el regatista.

El regatista estuvo más de un mes en el Ártico junto a otros compañeros, remando en una aventura con fines benéficos que, según sus propias palabras, le ha hecho valorar más las cosas simples de la vida.

La primera etapa expedición comenzó desde Tromso, Noruega, y continuó hasta Longyearbyen, en el archipiélago de Svalbard, en el Océano Glaciar Ártico. La segunda etapa de viaje tuvo lugar entre Svalbard y Sauðárkrókur, en Islandia. 

Sin embargo, los deportistas se vieron obligados a suspenderla tras unas complicaciones en el bote que les dejó varados en una isla remota.

El frío está calando hasta mis huesos y es imposible escapar de él. Dos grados, 99 por ciento de humedad, nada se seca. Es como si tuviera alfileres y agujas en cada uno de mis dedos, y cada par de calcetines que tengo está mojado. Las botas que llevo están llenas de agua helada todo el tiempo. No tengo ninguna duda de que voy a apreciar mucho más las cosas simples en la vida“, describe el atleta.

Hace unos días, Gregory publicó otra foto donde, por fortuna, se aprecia una notable mejoría en el estado de sus manos:

Dos semanas después de abandonar el bote, mis manos tienen mejor pinta. Volvieron rápidamente a la normalidad cuando se secaron. La piel es algo increíble“, recalcó.

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
https://www.wprost.pl/10073351
https://www.instagram.com/alexgregorygb/
https://twitter.com/AlexGregoryGB