El mundo esta lleno de paraísos perdidos desconocidos para la mayoría de nosotros. Muchos de ellos, debidos a su localización, son poco frecuentados, pero gracias a la magia de internet podemos adentrarnos en ellos y conocer de cerca sus historias.

Es el caso del paraíso perdido de Saddam, también llamado “El Jardín del Edén”. Este mágico lugar se encuentra en unos humedales al sur de Irak y parte del suroeste de Irán, concretamente en un pueblo donde sus habitantes son conocidos como “ma’dans” o coloquialmente llamados “Los árabes de las marismas”.

Conoce la increíble historia de esta civilización casi extinguida adentrándote en su cultura milenaria y su arquitectura.

casas flotantes 1

casas flotantes 2

Los árabes de las marismas son los principales habitantes de Mesopotamia y son descendientes de los antiguos sumerios. Su pueblo se caracteriza principalmente por sus casas hechas de caña. Estas maravillas arquitectónicas tan poco conocidas reciben el nombre de ‘Mudhif’; son construidas sin clavos, madera o vidrio y su realización suele durar tres días. Una de las curiosidades de estas casas es que que todas ellas se sostienen en el barro compactado de las isletas de las marismas, algunas incluso sobre los propios juncos.

casas flotantes 3

casas flotantes 4

Esta casas de caña han sido utilizado por los habitantes de las llanuras durante miles de años, pero en las últimas décadas, han caído en desuso y junto con ellas corremos el riesgo de que también desaparezca esta singular técnica de construcción.

casas flotantes 5

casas flotantes 6

¿Por qué un paraíso tan hermoso ha estado a punto de desaparecer? La respuesta tiene un nombre, un dictador que seguramente conocerás, Saddam Hussein.

Debido a su difícil acceso, los pantanos y las casas flotantes de esta zona fueron refugio de miles de opositores al régimen iraquí. Durante los levantamientos de 1991 en Irak, Saddam Hussein ordenó drenar estos humedales como castigo a los árabes de los pantanos que habían apoyado la “supuesta” sublevación y refugiado a varios opositores y milicianos considerados terroristas por su gobierno.

casas flotantes 7

casas flotantes 8

Se consideró una cultura perdida hasta que en 2003, aprovechando la invasión estadounidense en Irak, las comunidades locales comenzaron a destruir los diques que había puesto el gobierno de Saddam Hussein.

Hoy, los humedales han sido restaurados hasta cubrir más del 50% de los niveles de agua de 1970, el ecosistema sin embargo, tardará mucho más tiempo en recuperarse. Debido a la escasez de la población en la zona y la falta de medios, los habitantes que han regresado, encuentran un saneamiento deficiente, falta de agua potable e instalaciones nefastas para la salud o la educación.

casas flotantes 9

casas flotantes 10

Además, debido a la peligrosidad de la zona por las guerras, hay pocos dispuestos a arriesgar sus vidas para salvar esta comunidad. Sin embargo, aun hay esperanza, “Nature Iraq”, fundada por un ingeniero hidráulico iraquí-estadounidense, está intentando desde hace unos años restaurar “El jardín del Edén” gracias a apoyos financieros de diferentes países como los de Estados Unidos, Canadá, Japón e Italia.

casas flotantes 11

Gracias a esta iniciativa, el espiritu de la comunidad “ma’dan” sigue vivo y ha abierto una casa de huéspedes y un centro comunitario donde los lugareños y turistas pueden compartir ideas y opiniones para regenerar este bello paraíso, perdido por la represión del antiguo régimen. Puedes seguir el progreso de esta iniciativa a través de su pagina de Facebook.

Fuente: MessyNessy

Publicado en Cultura y ocio