En el mundo desarrollado, sacar adelante a un pequeño desde su nacimiento hasta la edad adulta no es algo que nos preocupe. Por suerte, contamos con las medidas sanitarias y de higiene necesarias para que todo salga como debe, exceptuando desafortunados casos aislados que por suerte son un pequeño porcentaje de la estadística total.

Sería hipócrita decir que desconocemos que esto no sea igual en el resto del mundo, y mucho más aun sería no valorarlo. En el pueblo de Ultari tienen una tradición ancestral. Cada vez que nace un niño, se marca y se le asigna un árbol que lo representa.

Original: Helpachildreach5

Publicado en Miscelánea