Una nueva investigación revela que son mejores al juzgar información que los sabelotodo.

¿Te has dado cuenta que decimos que las creencias son algo a lo que nos aferramos? De acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad de Duke, el “agarre” con que sostienes tus ideas define tu percepción del mundo. Qué tanto (o no) te apegues a tu opinión es definido como “humildad intelectual” (HI), y puede tener un gran impacto en las decisiones que tomas.

Quienes tienen una alta HI le dan menos importancia a estar en lo correcto y tienen mayor interés en la nueva información que el mundo les presenta. Por otro lado, los que poseen menor HI eligen creer en lo que ya conocen. Si estás de acuerdo con la frase: “Cuestiono mis opiniones, posiciones y puntos de vista porque podrían no ser correctos” – la cual se usó durante el estudio de Personalidad y Psicología Social – entonces tendrías calificaciones altas en lo que a la HI se refiere.

Esto tiene amplias ramificaciones según el autor principal de este estudio y profesor de psicología y neurociencia Mark Leary, pues la necesidad de estar siempre en lo correcto e ignorar la evidencia que contradice tu opinión crea todo tipo de problemas, ya sea en las relaciones personales, los negocios o la política. Por ejemplo, si alguien cambia de opinión es criticado por aquellos con baja HI por percibirlo como inconsistente, en lugar de pensar que tomó una decisión atinada al reevaluar su postura después de considerar nueva evidencia.

Para Leary, también los factores de autoestima e identidad propia están mezclados en la HI. “Se puede ver que aquellos que son humildes intelectualmente mantienen su ego fuera de sus decisiones intelectuales”, explica Leary, “su meta no es solo acertar sino conocer la verdad”.

Otros elementos que fomentan la HI son la apertura a nuevas experiencias, una curiosidad innata, la necesidad de aprender, o cuánto disfrutas del proceso de pensar. Leary considera que la HI surge cuando estos aspectos trabajan en conjunto, pues el deseo de conocer nuevas ideas y el proceso de razonarlas logran que a la larga te habitúes a cambiar de parecer.

Le preguntamos a Leary si, en base a este estudio, existe algún modo de aumentar la HI. Nos comentó que esto sería tema para otra investigación diferente, pero aun así nos compartió un consejo. Cuando da clases le gusta usar un par de preguntas para que sus alumnos evalúen el conocimiento que creen tener: “Hablando en términos de probabilidad”, dice, “¿qué tan raro sería que tus puntos de vista fueran siempre los correctos? ¿No te parecería extraño que todo lo que crees realmente sea verdadero?”

Y tú, ¿qué opinas? Cuéntanos en los comentarios.

—–

Traducción: Laura Briones | Fuente: thriveglobal.com

—–

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
https://journal.thriveglobal.com/why-humble-people-make-better-decisions-d18e6ad6180a