Son las 4 de la mañana y aun no te sientes preparado para el examen que tendrás a las 9. Has estudiado durante dos días y te enfrentas a la siguiente duda existencial ¿me hago un café y aguanto hasta la hora del examen estudiando o me acuesto?

El Dr. Shai Marcu defiende la segunda opción, que muestra cómo el sueño reestructura tu cerebro de una manera crucial para el funcionamiento de nuestra memoria. Algo así como “dejar secar” lo que has estudiado para poder seguir construyendo después.

Por eso, aquellas personas que cuestiones tus largas siestas, pueden ser constestadas con que lo haces para asentar tus conocimientos… ¡siempre y cuando hayas dedicado tiempo a adquirirlos!.

Original: TED

Publicado en Salud