Las ventanas de nuestro hogar pueden suponer un gran problema para nuestra intimidad. Mucho más si vivimos en lugares con poca altura y a la vista de todos, como le sucede a algunas casas que tienen sus ventanas a la altura del paso de las vías de tren.

Cada vez que un vagón pasa por allí, el domicilio se ve invadido por las miradas de algunos viajeros cotillas. Tener que estar abriendo y cerrando las cortinas cada 20 minutos puede ser bastante desesperante y poco eficaz.

Por eso, la llegada de los llamados vidrios inteligentes viene a solucionar este problema, entre muchos otros. En el monorail de Degu, Corea del Sur, han instalado unas ventanas inteligentes que al pasar cerca de un edificio se activan y lo que sucede es sorprendente.

Esta es una ventana normal del tren Degu

cristales que se oscurecen cuando pasan cerca de edificios (1)

Al pasar cerca de un edificio se convierte en translucida en un abrir y cerrar de ojos

cristales que se oscurecen cuando pasan cerca de edificios 1

De este modo, la gente que viaja en el monorail no ve lo que sucede en los edificios colindantes

cristales que se oscurecen cuando pasan cerca de edificios (2)

¿Cómo funcionan estos cristales?

En realidad es más sencillo de lo que parece. Los cristales inteligentes llevan una lámina de cristal líquido en su interior. Al recibir algún tipo de estímulo -puede ser voltaje, luz o calor- sus propiedades se ven alteradas. En este caso pasa de ser un cristal transparente a ser translucido en apenas unas décimas de segundo.

Lo mejor de este tipo de vidrios es la cantidad de utilidades que pueden llegar a tener. Son ideales para oficinas o espacios en los que la privacidad solo sea necesaria en momentos puntuales. En el siguiente vídeo vemos cómo pueden llegar incluso a utilizarse como pantallas para proyector.

Imaginad un mundo en el que las puertas de los probadores de ropa o de los cuartos de baño estuviesen hechas de este material. Con solo una mirada podríamos ver si está ocupado o no. Ya veréis, los cristales inteligentes formarán parte de nuestras vidas mucho antes de lo que nos creemos.

Fuente: Twisted Sifter, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Tecnología y videojuegos