La anestesia es muy utilizada en medicina para atenuar o directamente eliminar el dolor ante cualquier intervención. Dependiendo de la dosis y el tipo que se use el paciente se duerme completamente o solo una parte de su cuerpo.

Cuando este potente fármaco es administrado en cantidades bajas o su efecto empieza a desaparecer suele tener unos efectos en las personas bastante curiosos. Por regla general deja al paciente en un estado de semiconsciencia un tanto peculiar. Sin estar despierto del todo, pero tampoco dormido, pueden darse reacciones bastante graciosas.

Algo así es lo que le sucedió a Tyler. Este muchacho se partió el brazo mientras jugaba un torneo de hockey. Inmediatamente lo trasladaron al hospital más cercano y lo sedaron mientras le escayolaban el brazo. Pero la anestesia tuvo unos efectos en su cuerpo inesperados y su hermano estaba ahí para grabarlo.

Con un ataque de risa, Tyler comenta que ve todo a cámara lenta. La reacción completa del chico la podéis ver a continuación. El cambio de la euforia a la tristeza, casi al final del vídeo es lo que nos deja más descolocados. Probablemente Tyler no se acuerde de nada de esto, aunque su hermano se encargará de que no se le olvide nunca.

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=WSUs0LhYMaU