Tim Brummel se ha había dado cuenta de que su mujer, Rachel, llevaba varias semanas actuando de forma extraña, como si estuviera embarazada. La fatiga, las náuseas matutinas y falta de apetito fueron los síntomas que alertaron a Tim.

No obstante, esto no podía ser posible. Después de su tercer hijo, nuestro protagonista se había sometido a una vasectomía, aunque todavía no había tenido noticias de su médico. Ante sus sospechas, y para reafirmarse, elaboró un meticuloso plan sin hacer partícipe a su esposa.

Tim manipuló la cisterna del baño para que no funcionara cuando Rachel visitara el baño. Cuando esta se hubo marchado, él aprovechó para realizar un test de embarazo. Positivo. Tim no se lo podía creer.

Después de hablar con su médico, sus sospechas se materializaron: la vasectomía no había tenido éxito. Por tanto, él sabía incluso antes que su mujer que pronto tendrían un nuevo miembro en la familia.

No te pierdas la emocionante reacción de Rachel al enterarse de que está embaraza, así como los momentos más memorables de su embarazo.

Original: dailymail.co.uk

Publicado en Familia