A los peques les encanta disfrazarse. El hecho de poder ir vestidos igual que sus héroes favoritos les fascina. Además, cuanto más pequeños son, más adorables parecen con sus minitrajes.

Conforme nos vamos haciendo mayores, a muchos adultos les empieza a dar vergüenza disfrazarse, incluso en las ocasiones más especiales y marcadas en el calendario. En mi caso, soy de los que aprovechan cualquier ocasión para ataviarse con un buen disfraz y salir a pasarlo bomba con los amigos.

En la historia que os contamos a continuación confluyen las 2 vertientes, pero con un final feliz y divertido para ambas partes.

Izzy es una pequeña de 4 años que quería ir disfrazada de Cenicienta al estreno de su película favorita, la versión en carne y hueso del clásico de Disney, La Cenicienta. El caso es que, con esta edad, a los peques empieza a agudizárseles el sentido del ridículo, y les da vergüenza destacar demasiado. Por esta razón, Izzy tenía miedo de ser la única en asistir al estreno vestida de princesa.

Por suerte para Izzy, su tío Jesse Nagy -actor de profesión- no conoce el sentido de la palabra ridículo. Sin pensárselo mucho, Jesse pidió prestado un disfraz de princesa a una amiga suya y, de esta guisa, se presentó en el cine con su sobrina.

Al final, Izzy fue al cine a ver la película como le hacía feliz, disfrazada de cenicienta, y con la certeza de que, al menos, otra persona más iría disfrazada como ella.

La pequeña Izzy tenía miedo de ser la única persona disfrazada de Cenicienta en el cine

este hombre se disfrazo de princesa para a compañar a su sobrina al cine 2

Por eso su tío, Jesse Nagy, no dudó un momento en acompañarla con un traje parecido al suyo para que la pequeña ganase más confianza

este hombre se disfrazo de princesa para a compañar a su sobrina al cine 1

“Si ir disfrazada es lo que le hace feliz, yo iré también. No me importa”

este hombre se disfrazo de princesa para a compañar a su sobrina al cine 3

Como podéis ver en las fotos, los 2 hacían una pareja bastante peculiar y, por qué no decirlo, entrañable. Izzy nunca podrá decir que su tío no la quiere lo suficiente, como para hacer cualquier cosa por ella. Y vosotros ¿haríais algo similar por vuestro s hijos y/o sobrinos?

Fuente: BoredPanda

Publicado en Familia