El perro es el mejor amigo del hombre y nos encantan sus vídeos haciendo gracias. Los niños pequeños son adorables y sus vídeos realizando “travesuras” también inundan la red . ¿Que pasa si juntamos a estos 2 fenómenos sociales en un solo vídeo? pues que te pasas un rato divertido y gracioso con el perro parlanchín y el niño que se mosquea.

Creo que el niño siente, poco a poco, como pierde protagonismo frente a su mascota cuando sus padres intentan enseñarle a decir sus primeras palabras. El perro se encuentra a su lado y parece que se da cuenta que es la mejor ocasión para demostrar sus dotes lingüísticas.

Y es que a algunos animales les gusta ser el centro de atención aunque para ello tengan que “hablar” un idioma diferente al suyo. Hay que ver de lo que es capaz un can cuando hay un trozo de comida de por medio.

Fuente: AFVApproved

Publicado en Animales