richard_gere_1

Hoy queríamos compartir una historia fruto de la casualidad y la caridad. Me refiero a este tipo de acciones desinteresadas que solo sirven para tender una mano al más necesitado, y que no tienen nada que ver con este falso modelo de ayuda humanitaria. Una historia que no hemos podido evitar compartir con vosotros, para que veáis que toda buena acción tiene su recompensa, aunque no creo que todas sean de esta índole.

¿Os acordáis de la entrañable historia de Keanu Reeves?. Bien, pues algo parecido pasó con otra de las estrellas del Hollywood más exitosas de los 90′, aunque no quiero adelantarme a los acontecimientos.

Karine Gombeau, una parisina de 43 años, estaba de vacaciones en Nueva York junto a su marido y su hijo, cuando el recepcionista del hotel le hizo entrega de un periódico en el que salía su foto. A Gombeau, que trabaja en la industria del turismo, le rompió el corazón ver una gran cantidad de indigentes en la Gran Manzana, por lo que sintió el impulso de compartir la pizza que habían pedido ella y su familia con uno de ellos. Lo que ella no sabía es que aquel hombre no era un “sin techo” y que una decena de cámaras estaban apuntándola:

El “mendigo” que veis en la fotografía no es otro que Richard Gere, caracterizado como un mendigo para la película Time out of Mind, un drama que recibió unas críticas bastante buenas

richard_gere_2

Karine Gombeau, sin saberlo, se había metido en un set de rodaje. Se acercó a Gere, de 66 años, con una bolsa con pizza y se la ofreció diciéndole: “Lo siento mucho, pero la pizza está fría”. El “mendigo” cogió el paquete y contestó: “Muchas gracias, que Dios la bendiga”

richard_gere_3

Imaginaros la cara de esta turista cuando se enteró de a quién había ayudado. Todo el personal de la producción de la película quedó asombrado por la bondad de algunas personas

richard_gere_4

¿Habéis tenido algún encontronazo alguna vez con alguien famoso digna de mención? No dudes en contarnos tu historia a través de los comentarios en Facebook o directamente en el foro

richard_gere_5

Fuente: nypost

Publicado en Cultura y ocio