¿Estáis cansados de elaborar siempre las mismas comidas?. Para salir un poco de la dinámica de los postres y de los platos vegetarianos, hoy os traemos 24 tipos de salsas que podréis añadir a vuestros guisos y que harán de ellos una auténtica delicatessen. Estas salsas irán muy bien con muchos tipos de carnes, pescado o pasta, solo tendrás que ir creando tus propias combinaciones. Se tratan, en su mayoría, de recetas muy fáciles de elaborar, con las que podrás sorprender a tus comensales más voraces y glotones.

Toma nota y no pierdas ningún detalle, pues estas salsas podrían salvarte de algún que otro apuro en la cocina:

1. Salsa de dulce de chile

recetas_salsas_1
Dulce, picante, y perfecta para combinar con camarones.

Ingredientes
– 1/2 taza de azúcar
– 1/4 taza de vinagre de arroz
– 1/4 de taza de agua + 2 cucharadas de agua
– 1 cucharada y 1/2 de ajo picado
– 1/2 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
– 1/2 cucharadita de salsa Sriracha
– 1 cucharada y 1/2 de harina
– 1/2 cucharadita de sal

recetas_salsas_26

Preparación
1. En una cacerola pequeña combina el azúcar, el vinagre de arroz y 1/4 de taza de agua. Llévalo a ebullición y reduce a fuego lento. Agrega el ajo, las hojuelas de pimiento rojo y la salsa Sriracha.
2. Bate la harina junto a dos cucharadas de agua. Bate lentamente el azúcar y vinagre. Pon a hervir de nuevo, y reduce a fuego lento hasta que espese, -unos 5 ó 7 minutos aproximadamente-. Dejar enfriar y listo.

2. Salsa barbacoa blanca

recetas_salsas_2
Es la típica del Estado de Alabama. Esta salsa barbacoa tiene una base de mayonesa, en vez de un tomate o el vinagre tradicional.

Ingredientes
– 2 tazas de mayonesa
– 1/3 taza de vinagre de vino blanco
– 3 cucharadas de jugo de limón
– 1 cucharada de ajo picado
– 1 cucharadita de azúcar blanco
– 1 cucharadita de sal
– 1 cucharada de pimienta negra

recetas_salsas_25

Preparación
En un tazón pequeño, mezcla todos los ingredientes. Batir hasta que quede suave. Conservar en un recipiente hermético en el refrigerador, como máximo una semana.

3. Chimichurri casero

recetas_salsas_3

Ingredientes
– 200 ml. de aceite de oliva
– 1 chorrito de vinagre de vino
– 1 cucharada de pimentón picante
– 1 cucharada de ajo picado
– 3 cucharadas de orégano seco
– 3 cucharadas de perejil fresco picado
– 1 cucharadita de pimienta negra molida
– 1 cucharadita de sal

recetas_salsas_27

Preparación
En un recipiente hermético de tamaño mediano, mezcla el perejil, el ajo, el orégano, el vinagre, la sal, la pimienta negra, el laurel y el pimentón picante. Agrega el aceite de oliva, cúbrelo y refrigera la salsa chimichurri durante la noche.

4. Salsa barbacoa al estilo de Kansas City

recetas_salsas_4
Tus alitas de pollo no volverán a ser las mismas.

Ingredientes
– 2 tazas de salsa de tomate
– 1/2 taza de agua
– 1/2 taza de vinagre balsámico
– 1/3 de taza de néctar de agave arihuá
– 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
– 1/2 cucharadita de ajo en polvo
– 1/2 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de mostaza
– 1/4 de taza de salsa Worcestershire (salsa inglesa)

recetas_salsas_28

Preparación
Bate todos los ingredientes en una cacerola mediana. Pon la mezcla a hervir. Cuando hierva, reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento -al descubierto- durante 20 minutos, o hasta que la salsa haya espesado ligeramente.

Utiliza la salsa inmediatamente o refrigérala en un recipiente hermético hasta por 1 semana.

5. Salsa teriyaki casera

recetas_salsas_5
Estupenda para adobar cualquier tipo de carne.

Ingredientes
– 1 taza de agua
– 5 cucharadas de azúcar morena empaquetada
– 1/4 taza de salsa de soja
– 1-2 cucharadas de miel
– 1 diente de ajo, finamente picado
– 1/2 cucharadita de jengibre molido
– 2 cucharadas de fécula de maíz
– 1/4 de taza de agua fría

recetas_salsas_29

Preparación
1. Combina la taza de agua, el azúcar moreno, la salsa de soja, la miel, el ajo y el jengibre en una cacerola mediana y ponla a fuego medio.
2. En un tazón pequeño, mezcla la maicena con 1/4 de taza de agua y revuelve hasta que se disuelva. Añade la mezcla de maicena a la cacerola.
3. Calienta la salsa hasta que espese. Si la salsa se vuelve demasiado espesa, agrégale más agua.

6. Salsa Harissa

recetas_salsas_6
Salsa picante de pimiento rojo que merece la pena añadir a casi todo.

Ingredientes
– 120 gramos de pimiento rojo asado
– 2-4 chiles
– 1 diente de ajo pequeño
– 1/2 cucharadita de comino
– 1/2 cucharadita de cilantro en grano
– 1 cucharadita de zumo de limón
– 3/4 cucharadita de sal
– 10 gramos de aceite de oliva virgen extra.

recetas_salsas_30

Preparación
1. Añade al vaso de la batidora el pimiento asado -sin semillas-, los chiles -también conviene retirar las semillas-. Pela el diente de ajo, retira el germen del interior e incorpóralo al pimiento.
2. Tuesta en una sartén sin engrasar el comino y el cilantro, a continuación tritúralos bien en el molinillo de café o en el mortero hasta obtener un polvo. Incorpóralo al vaso junto al zumo de limón y la sal.
3. Tritura hasta obtener una pasta, prueba y rectifica al gusto. Comprueba que el punto picante que tiene sea de tu agrado y del de tus comensales, y como comentábamos, quizá quieres que esté un poco más salado, que se pronuncie un poco más el cilantro, o quieres probar cómo le va el pimentón ahumado.
4. Finalmente añade el aceite de oliva virgen extra y bate enérgicamente con una cuchara.
5. Pasa la salsa harissa a un tarro con tapa y déjala reposar en el frigorífico unas diez horas para que los sabores se potencien. Puedes conservarla en el frigorífico alrededor de 7-10 días.

7. Salsa Steak

recetas_salsas_7

Ingredientes
– 2 cucharadas de salsa de tomate
– 1/2 taza de salsa Worcestershire
– 2 dientes de ajo picados
– 1/4 taza de vinagre de vino tinto
– sal kosher y pimienta recién molida negro
– 1/4 taza de salsa de soja
– 2/3 taza de cebolla picada
– 1 cucharada de azúcar moreno
– 1/2 taza de jugo de limón
– 2 cucharadas de mostaza
– 1/2 taza de agua

Preparación
Combina todos los ingredientes en una cacerola y lleva a ebullición a fuego medio. Reduce el fuego y cocina a fuego lento, sin tapar, durante 30 minutos. Cuélala si lo deseas. Cubre y refrigera.

8. Salsa Sriracha casera

recetas_salsas_8

Ingredientes
– 10 guindillas rojas (quitando el tallo verde)
– vinagre de arroz
– azúcar
– sal
– 250 ml de tomate frito
– Agua

recetas_salsas_31

Preparación
1. Ponemos en un envase pequeño, las 10 guindillas, 2 cucharadas de vinagre de arroz, 1 cucharada pequeña de azúcar y 1/2 cucharada pequeña de sal. Lo dejamos en reposo en el frigo durante 1 noche.
2. Sacamos las guindillas con el liquido del envase, las ponemos a triturar con el tomate frito.
3. Cocinamos la salsa a fuego lento y removerlo de vez en cuando. Añadimos 2 cucharadas de agua, 2 cucharadas de azúcar, 1 1/2 cucharadas pequeñas de sal, 3 cucharadas de vinagre de arroz. Cocinar durante 30 minutos como mínimo. Sacarla del fuego.
4. Dejar que la salsa que se enfríe y ponerla en una botella de cristal con tapón. Esta listá para utilizar! Siempre conservar la salsa en el frigo, puede durar aproximadamente 10 días.

9. El trío de salsas de inspiración asiática

recetas_salsas_9
Salsa de sésamo dulce con miel, maní salado y soja picante.

Ingredientes

Salsa de sésamo
– 1/2 taza de miel
– 1 cucharadita aceite de sésamo
– 1 cucharadita de vinagre de vino de arroz
– 1/4 taza de salsa de soja
– jengibre fresco, cortado en pequeñas astillas
– semillas de sésamo tostadas para adornar

Salsa maní salado
– 1 cucharada de salsa hoisin
– 3/4 taza de mantequilla de maní
– 1/4 taza de salsa de soja
– Agua caliente
– Maní picado para adornar

Salsa de soja picante
– 1/4 taza de salsa de soja
– 2 cucharaditas de salsa de chile (más o menos dependiendo de cómo picante te gusta)
– 1 cucharadita de miel
– cebolla verde picada para adornar
– semillas de sésamo tostadas

recetas_salsas_32

Preparación

Salsa de sésamo
1. En un tazón pequeño añade la miel, el aceite de sésamo, el vinagre y salsa de soja.
2. Bate hasta que se mezclen.
3. Vierte la mezcla en un tazón para servirla y cúbrela con semillas de sésamo y jengibre.

Salsa maní salado
1. En un tazón pequeño añade la salsa hoisin, la mantequilla de maní, la salsa de soja y media cucharadita de agua caliente.
2. Bate hasta que quede suave. Añade más agua si la mantequilla de maní es demasiado espesa.
3. Vierte la mezcla en un tazón para servirla y cúbrela con maní picado.

Salsa de soja picante
1. En un tazón pequeño añade la salsa de soja, la salsa de chile y la miel.
2. Bate hasta que se mezclen.
3. Vierte la mezcla en un tazón para servirla y cúbrela con las cebollas verdes y semillas de sésamo.

10. Crema de mayonesa y Chipotle

recetas_salsas_10

Ingredientes
– 1 lata de chile chipotle en adobo (puedes conseguirlos en varios supermercados, en la sección de productos mexicanos)
– 1/2 taza de mayonesa
– 1/3 taza de yogur griego
– 1/4 de taza de cilantro picado
– 1/4 cucharadita de comino molido
– 1/4 cucharadita de eneldo seco
– sal Kosher, al gusto

recetas_salsas_33

Preparación
Coloca todos los ingredientes en un procesador de alimentos y licuado todo hasta que quede suave, unos 2-3 minutos, o hasta que la mezcla quede cremosa. Vierte la mezcla en un frasco o recipiente pequeño y refrigera hasta por 4 semanas. Asegúrate de mantenerla en la nevera.

11. Pesto vegano

recetas_salsas_11
Perfecta para la pasta, aderezar nuestras verduras a la plancha o para poner en una tostada con aguacate.

Ingredientes
– 3/4 taza de nueces tostadas mitades
– 1-2 dientes de ajo, pelados
– 2 tazas de brotes de guisantes, embalados
– 1 taza de hojas de menta fresca
– 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
– sal y pimienta

recetas_salsas_34

Preparación
1. En primer lugar, poner las nueces y los dientes de ajo en un procesador de alimentos y ponlo hasta que todo quede picado finamente.
2. A continuación, añade los brotes de guisantes, las hojas de menta y sal y la pimienta. Licúa de nuevo hasta que quede una pasta seca.
3. Con el motor al mínimo, echa muy despacio el aceite de oliva virgen extra.
4. Vierte el pesto en un tazón o recipiente para servir o añádeselo a lo que más te guste.

12. Pasta de curry verde casera

recetas_salsas_35
Puedes hacer una gran tanda de salsa y congelarla en las bandejas para hacer cubitos de hielo. Así no tendrás por qué descongelarla toda. Esta salsa le va perfectamente al arroz frito o a las verduras asadas.

Ingredientes
– 40 gramos de chile verde despepitado
– 20-30 gramos de jengibre fresco
– 12 gramos de ajo
– 60 gramos de chalota
– 7 gramos de piel de limón
– 5 gramos de tallos de cilantro
– 1 cucharadita de cilantro en grano
– 1 cucharadita de semillas de comino
– 1 cucharadita de bayas de pimienta negra
– 1 cuchara sopera de pasta de gambas o salsa de pescado
– una pizca de sal (opcional).

recetas_salsas_36

Preparación
1. Pela las chalotas, los ajos y el jengibre y trocéalos, lava los chiles y retira las semillas y el pedúnculo y trocéalos.
2. Coge la piel del limón con un pelador o cuchillo sin llegar a coger la parte blanca, el albedo, ya que es amargo.
3. Pon una sartén sin engrasar a calentar para tostar ligeramente las especias. Cuando desprendan su aroma, retíralas.
4. Pon todos los ingredientes para la pasta de curry verde en el recipiente que vayas a utilizar para triturar. No añadas la sal en principio, quizá no sea necesaria, cuando la pruebes decidirás. Tritura hasta que todos los ingredientes se conviertan en una pasta y pásala a un recipiente con tapa.

13. Pesto Calabrese

recetas_salsas_13
Pesto calabrés al más puro estilo italiano.

Ingredientes
– 1 berenjena pequeña, pelada y cortada en cubos
– 2 cucharaditas de sal kosher (al gusto)
– 1/4 taza de aceite de oliva
– 1 pimiento rojo, sin tallo, sin semillas y picados
– 1/2 cebolla amarilla pequeña, picada
– 2 tomates ciruela, sin corazón y picada
– 1/2 taza de queso ricotta
– 1/3 taza de albahaca
– pimienta recién molida negro, al gusto

Preparación
1. Coloca la berenjena en un colador y échale las dos cucharaditas de sal; deja reposar durante 20 minutos. Escurre la berenjena y sécala con papel de cocina; dejar de lado.
2. Calienta el aceite en una sartén a fuego medio-alto; añade la pimienta, la cebolla y cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que la cebolla quede ligeramente pochada. Añade la berenjena y cocínala, revolviendo ocasionalmente, hasta que se ablande, durante unos 8 minutos. Agrega los tomates y cocina por 5 minutos más.
3. Pásalo todo por un procesador de alimentos y agrega la ricotta y la albahaca que licuarás también, hasta que quede suave. Sazona con sal y pimienta al gusto.

14. Salsa ranch de aguacate

recetas_salsas_14

Ingredientes

– 1 tomate, sin cascara y cortado en cuadritos
– 1 pequeño jalapeño, sin semillas y picado
– 1 aguacate grande, pelado y picado
– 1/3 taza de cilantro, lavado y picado
– 2 dientes de ajo, pelados
– 2 cucharadas de jugo de limón
– 1/2 cucharadita de sal
– 1/2 cucharadita de pimienta
– 2 cucharaditas de perejil seco
– 1 cucharaditas de cebollino seco
– 1/2 cucharaditas de eneldo seco
– 1/2 cucharadita de pimentón ahumado
– 1 cucharadita de vinagre blanco
– 1/2 taza de mayonesa
– 1/2 taza de crema agria o yogurt natural
– salsa picante al gusto, opcional

recetas_salsas_37

Preparación
1. Añadir todos los ingredientes a una licuadora o procesador de alimentos y mezclar hasta obtener un puré suave.
2. Si se desea, espesar un poco más, agregar una cucharada de leche y mezclar nuevamente; repetir el proceso hasta obtener la consistencia que se espera.

15. Salsa de pesto con tomates deshidratados

recetas_salsas_15
Perfecta para la pasta.

Ingredientes
– 6 tomates secos. Los secamos nosotros al sol al final del verano con estas sencillas instrucciones
– 1 diente de ajo pelado
– 1 cucharada de piñones. Mejor los tostamos un poco en una sartén sin aceite
– 50 gr de queso parmesano rallado
– 10 hojas de albahaca fresca. La albahaca seca no aporta el mismo sabor ni color en los pestos
– 100-200 ml de aceite de oliva. Iremos viendo la cantidad que necesitamos al batir los ingredientes

recetas_salsas_39

Preparación
1. Hidratamos los tomates sumergiéndolos en un cuenco con agua durante al menos 15 minutos. Tiramos el agua.
2. Ponemos en el vaso de la batidora los tomates troceados, piñones, albahaca, ajo, queso y aceite y vamos batiendo hasta conseguir una pasta de la textura deseada. Mejor gordita y con algunos grumos si queremos el pesto rojo para untar en pan, y más líquida y homogénea si es para pasta.

16. Salsa al estilo búfalo

recetas_salsas_16
Idónea para las alitas de pollo (estilo Foster’s Hollywood).

Ingredientes
– 60 gramos de mantequilla
– 150 gramos de salsa picante (130 gramos de agua + 20 gramos de Harissa)
– 1 cucharadita de ajo en polvo
– 1/2 cucharadita de pimienta negra
– 1 cucharadita de sal de apio (o sal común)
– 1 cucharada sopera de salsa inglesa (Lea & Perrins)
– 1 cucharadita de azúcar moreno (opcional)
– una pizca de Xantana (opcional)

Preparación
1. Pon en un cazo la mantequilla y fúndela a fuego moderado. Cuando esté líquida, añade la salsa picante o la preparación con pasta picante, el ajo en polvo, la pimienta, la sal y la salsa inglesa. Si lo deseas, añade también el azúcar.
2. Mezcla bien con las varillas hasta que todos los ingredientes se integren, y cojan temperatura. Cocina la salsa a fuego lento unos 10-15 minutos. Si deseas espesarla un poco, añade una pizca de Xantana y disuélvela rápidamente con las varillas, cocina otros 10 minutos y retira del fuego.

17. Pesto con cilantro y almendras

recetas_salsas_17

Ingredientes
– 1 manojo de cilantro
– 5 dientes de ajo, picado
– 1 cucharada de vinagre de vino blanco
– 1/4 taza de queso parmesano rallado
– 1/2 cucharadita de chile en polvo
– 1/2 taza de nueces
– Sal al gusto
– 1/2 taza de aceite de oliva

Preparación
Licua el cilantro junto con el ajo, vinagre, queso parmesano, chile en polvo, nueces y sal. Agrega 1/4 de taza de aceite de oliva y licua de nuevo. Agrega más aceite de oliva hasta que el pesto alcance la consistencia deseada.

18. Marinado para carnes a base vinagre balsámico, whisky y miel

recetas_salsas_18
No querrás comerte un bistec que no esté cocinado así.

Ingredientes
– 1 bistec de 400-500 g
– 1 cucharada de vinagre balsámico
– 1 cucharada de whisky
– 1 cucharada de miel
– Sal y pimienta
– 1 cucharada de aceite de oliva
– 1 cucharada de mantequilla

recetas_salsas_40

Preparación
1. Deja marinar la carne en vinagre balsámico, whisky y miel durante al menos 40 minutos. Sazona con sal y pimienta.
2. Calentar el aceite de oliva en una sartén a fuego alto. Cuando esté caliente, coloca la carne y cocínala durante 15 segundos. Baja la llama a medio fuego y cocina durante 2 ó 3 minutos. Cocina el otro lado durante 1 ó 2 minutos, dependiendo de su nivel de “cocción” deseado.
3. Servir inmediatamente con mantequilla en la parte superior.

19. Salsa de cilantro y ajo

recetas_salsas_19
Combina perfectamente con gambas o camarones.

Ingredientes
– 2 piezas diente de ajo
– 2 piezas chile serrano
– 1 rama tomillo
– 1 cucharada vinagre blanco
– media taza jugo de limón
– 3 cucharadas cilantro
– 1 cucharada aceite de oliva
– 1 pizca de sal
– 1 pizca pimienta

recetas_salsas_41

Preparación
Licúa el ajo junto con los chiles, el laurel, el vinagre y el cilantro hasta obtener una mezcla homogénea. Pasa a un tazón y revuelve con el resto de los ingredientes; debe quedar una salsa de color verde intenso.

20. Pollo con marinado de lima y ajo

recetas_salsas_20

Ingredientes
– 1 cucharadita de chile en polvo
– 2 limas, el jugo
– 1/4 cucharadita sal
– pimienta negra recién molida al gusto
– 2 dientes de ajo picados
– 2 mitades de pechugas de pollo sin hueso y sin pellejo

Preparación
1. En un tazón pequeño, mezcla el jugo de lima, el chile en polvo, el ajo, la sal y la pimienta. Combina la mezcla marinada con el pollo, en una bolsa de plástico grande y hermética, y revuélvelo para cubrir el pollo con la mezcla uniformemente. Deja marinar durante 30 minutos a toda la noche.
2. Prepara la parrilla para asar el pollo durante 5-7 minutos por cada lado, hasta que se cueza totalmente.

21. Marinado dulce, picante y salado para el pollo

recetas_salsas_21

Ingredientes
– 300 g de pechugas de pollo (alitas o muslos si lo prefieres)
– El zumo de aprox. 1 lima, al gusto
– 2 dientes de ajo
– 1 cucharadita de jengibre fresco picado
– 1 cucharada de miel
– 1 cucharada de aceite de oliva
– 2 cucharadas de salsa de soja
– Pimienta negra al gusto
– 1-2 cucharadas de agua

Preparación
1. En un recipiente mezclamos la lima, el ajo picado finito, el jengibre, la miel, el aceite, la salsa de soja, la pimienta y el agua, que es para que salga más cantidad sin pasarnos de aceite. Introducimos el pollo, cortado en daditos, en el recipiente y dejamos marinar al menos una hora en el frigorífico para que lo sabores se liguen adecuadamente.
2. Transcurrido el tiempo, ponemos en una olla o una sartén el pollo con su marinado a fuego medio y tapado para que no se nos evapore el líquido. Le damos 20-25 minutos, comprobamos que el pollo esté hecho y le damos 5-8 minutos más sin tapar para que reduzca y se espese la salsa a nuestro gusto.
3. Puedes acompañarlo con unas verduras salteadas o con arroz hervido.

22. Marinado para el salmón a base de miel y ajo

recetas_salsas_22
Sirve el salmón con un poco de arroz integral y unas verduras frescas y tendrás una cena saludable y abundante, que no tardarás nada en hacer.

Ingredientes
– 2 cucharadas de miel
– 1 cucharada jugo de limón/lima (recién exprimido mejor)
– 2-3 dientes de ajo, machacados
– 1/2 cucharadita de sal
– 1/2 cucharadita de pimienta negra
– filetes de salmón troceado
– 1 ó 2 cucharaditas de aceite de coco o aceite de oliva virgen extra
– 2 cebollas verdes, finamente picadas

recetas_salsas_42

Preparación
1. En un tazón pequeño mezcla la miel, el jugo de lima, el ajo, la sal y la pimienta. Coloca los filetes de salmón en una gran bolsa hermética y viérteles el adobo. Aprieta la bolsa lo máximo posible para quitarle todo el aire que puedas y sella la bolsa. Mueve suavemente los filetes en el interior de la bolsa para asegurarte de que quedan revestidos de manera uniforme. Deja marinar durante 15 minutos.
2. Precalienta una sartén grande antiadherente a fuego medio y ponle el aceite de manera uniforme. Añade los filetes de salmón, dejando suficiente espacio entre ellos. Cúbrelos con una tapa y cocínalos durante 3 minutos. Retira la tapa, cocina un minuto más y dale la vuelta.
3. Repite el proceso por el otro lado.
4. Sírvelos calientes con una guarnición de cebollas verdes bien picadas, brócoli y arroz hervido.

23. Marinado de ajo, albahaca y vinagre balsámico para el Tofu

recetas_salsas_23
Sirve este tofu marinado sobre pasta, en ensaladas o junto con rebanadas de pan pita.

Ingredientes
– 1/3 taza de vinagre balsámico
– el jugo de un limón
– 2 cucharadas de miel
– 4 dientes de ajo picado
– 2 cucharaditas de orégano seco
– 2 cucharadas de albahaca fresca picada
– 1 cucharadita de sal
– 1/2 cucharadita de pimienta

Preparación
1. Bate en un bol todos los ingredientes de la lista de arriba.
2. Pasa todo una bolsa de plástico con cierre y añade 450 g de tofu en rodajas o en cubos. Si lo deseas, añade las verduras para marinarlas en la misma bolsa. Las berenjena, pimientos, calabacines y tomates cereza, son ideales para esta marinada. Deja que el tofu y las verduras marinen durante al menos 30 minutos antes de cocinar.

24. Marinado de limón y hierbas para el pollo

recetas_salsas_24
Todo un clásico pero no por eso menos delicioso.

Ingredientes
– zumo de 2 limones
– 1 diente de ajo pelado
– 1 cucharadita de tomillo
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– sal y pimienta negra molida

Preparación
1. Mezcla bien los ingredientes y marina la carne 2 horas con esta mezcla en el frigorífico. Si es toda la noche mucho mejor, para que los sabores se adhieran mucho mejor.
2. Una vez marinada la carne o el pescado, deberemos asar los géneros en la barbacoa, plancha o en una parrilla, a fuego lento. Para que el sabor sea más intenso podremos regar con la marinada sobrante, usando una brocha, de vez en cuando, y así evitaremos además que la carne se reseque mucho durante la cocción.

Fuente: Buzzfeed

Publicado en Cocina