Prejuicios. Todos admitimos odiarlos y, sin embargo, pocos pueden evitarlos. Y es que a nosotros no nos gusta vernos sometidos a juicio antes de habernos dado la oportunidad de mostrarnos tal como somos.

Precisamente hoy quería mostraros un vídeo que ilustra perfectamente esta idea. El joven protagonista se llama Sean Miley Moore y es originario de Sidney, Australia, aunque en 2015 se trasladó a Londres para participar en la versión británica de Factor X.

Su indumentaria sugiere ambigüedad y, quizás por eso, de primeras todos en el teatro quedaron sorprendidos. Sin embargo, su humanidad y buen rollo se palpan desde que empieza a presentarse carismáticamente.

Después de preguntarle qué iba a cantar y cuáles eran sus aspiraciones, los jueces le animaron a empezar el show. El joven empezó a entonar el mítico tema de Queen, The Show Must Go On, con una fuerza y una voz inconmensurables, dejando a todos con la mandíbula hasta el suelo.

Sin embargo, lo mejor de Sean es que capaz de traspasar el alma de todo aquel que le escucha cantar. Y si no me creéis, solo tenéis que pulsar el play.

Vía: The X Factor UK

Publicado en Cultura y ocio