Estamos seguros de que este cicilista no podía explicarse lo que había ocurrido hasta que pudo ver el video de seguridad: había sido atropellado por un coche que llevaba un colchón y éste salió despedido terminando justo debajo del ciclista amortiguando su aterrizaje. Ver para creer.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: