Andrés Amador es un artista cuyo lienzo son las playas de San Francisco. Para sus creaciones remueve la arena y sin valerse de más medios que un rastrillo, crea descomunales obras efímeras.

Para Andrés su arte es como un mandala “lo que importa es el proceso, no el resultado”

Su arte es efímero, para realizarlo se vale sólo de anotaciones geométricas que hace sobre la tierra.

Los motivos que utiliza varían de unas obras a otras

Puede tardar todo un día en realizarlo

Con el rastrillo, consigue el efecto de contraste en la arena

Fuente: Web del artista via 1

Publicado en Cultura y ocio