Cuando Bob, un creativo fotógrafo, se enteró de que su mujer, Linda, fue diagnosticada con cáncer de mama hizo todo lo posible por animarla. Lo que en principio fueron unas fotos se acabó convirtiendo en toda una aventura que no sólo animaron a Linda, sino a otras tantas mujeres en la misma situación.

Publicado en Insólito

Si te gustó compártelo: