Darcy Oake es un mago que desde muy pequeño comenzó a prácticar sus trucos. Como toda destreza, la mágia es un arte que requiere mucho esfuerzo y práctica para pulir los trucos al máximo, ya que cualquier defecto en la ejecución del mismo puede arruinar toda la función. Pero ese no fue el caso de Darcy, cuando en el programa de talentos Britain’s Got Talent dejó a todo el mundo con la boca abierta.

Fuente: 1

Publicado en Miscelánea