Poco a poco, vídeo a vídeo, vamos descubriendo comportamientos que nos dejan sin habla.
Hay gestos que conmueven, pero sobre todo cuando las personas que los llevan a cabo son los que menos tienen que dar.

En este vídeo, sus creadores buscan a dos mendigos para que se jueguen 100 dólares a un pulso. Les dicen que el que gane se llevará todo el dinero, pero la realidad es que tienen 50 dólares preparados para el que no tenga la suerte de vencer en el concurso.

Tras presentar a los dos sin techo, el juego empieza con deportividad, pero lo sorprendente es cómo acaba.

Original: ModelPranksters TV

Publicado en Miscelánea