Si eres de [email protected] que pasa toda su jornada laboral en una oficina, hoy quiero compartir contigo una lista con 20 hábitos para llevarte y que trabajar mucho no sea la excusa perfecta para descuidar tus hábitos de salud.

¿Qué puedes hacer mientras trabajas para incorporar hábitos saludables y mejorar tu salud física, mental y emocional?

1- Bebe mucha agua. Llévate una botella grande y ves bebiendo frecuentemente.

2- Ten siempre en el despacho snacks saludables. Los más recomendables son los frutos secos y la fruta fresca. 

3- No utilices el ascensor, sube por las escaleras.

4- Levántate de la silla. Si vas al lavabo, escoge uno que esté más lejos, si tienes que hablar con un compañero, no lo llames, ve a verlo. Estudios sugieren que este hábito mejora nuestra salud pero también nuestra productividad.

5- Al empezar y/o acabar la jornada, dedica unos minutos a estirar tus músculos y a realizar respiraciones o meditar.

6- Cuida tu postura. Siéntate bien en la silla, coloca bien tu pantalla del ordenador, vigila tu postura también cuando estés de pie.

7- Aprovecha algún descanso para disfrutar del aire libre. Puedes dar una vuelta con tus compañeros después de comer, por ejemplo.

8- Al empezar tu jornada, apunta en un papel 3 pequeñas cosas que te gustan de tu trabajo. Te ayuda a mantener una visión positiva y a disfrutar más lo que haces. Y aún mejor, compártelo con tus compañeros.

9- Mantén tus cosas muy ordenadas. El caos y el desorden aumentan nuestro stress.

10- No critiques ni te quejes. Resuelve los conflictos de manera positiva y hablándolos con las personas implicadas. Aporta ideas y soluciones creativas para mejorar todo aquello que crees que se puede mejorar.

11- Desconecta cada 90-120 minutos. Aprovecha para ir a andar un poco, hacer respiraciones, estiramientos… Ayuda a ser más [email protected] y eficientes.

12- Organízate. Reserva unas horas cada día para proyectos importantes (no urgentes).

13- Desconecta los avisos de e-mails entrantes y similares. Revisa el e-mail sólo 2 o 3 veces cada día.

14- Céntrate en lo que estás haciendo en cada momento y haz una sola cosa a la vez. Practica el mindfulness (atención plena).

15- Aplica la creatividad a tu trabajo. Piensa nuevas maneras y mejores de hacer las cosas.

16- No te estreses. Resuelve los temas de manera eficiente. Relativiza, el trabajo es importante pero otras cosas también. Una buena pregunta para hacerte cuando algo te preocupa… ¿va a ser importante esto dentro de 5 años?  

17- Sonríe y ríe. El humor es bueno para trabajar mejor.

18- Respeta tu horario laboral. El trabajo nunca se acaba. Podrías estar toda la noche si quisieras y aún no se acabaría.

19- Fíjate una hora para marchar a casa (o acabar si trabajas en casa). Acaba tus tareas 20 minutos antes de esa hora. Dedica 10 minutos a planificar el día siguiente. 5 minutos a dejarlo todo en orden y 5 minutos para hacer estiramientos/meditación/respiraciones.

20- No te lleves ni el trabajo ni los problemas a casa.

Y sobretodo… ¡Disfruta! Pasamos muchas horas trabajando. Pásatelo bien.

¡Espero que te sirvan estos consejos y que me cuentes qué hábitos te llevas tú al trabajo! 

Publicado en Salud