¿Comienzas el día de forma positiva pero sin conocer la razón, terminas apagándote? ¿Ultimamente andas de mal humor y sientes que todo el mundo es tu enemigo? ¿Tienes motivos para ser feliz, pero siempre ocurre algo que lo echa a perder?

Párate y analiza tus relaciones, pues es probable que estés siendo víctima de algún vampiro emocional, personas que son especialistas en minar la autoestima de los demás, consumiendo su alegría y energía positiva.

Disfrazados de amigos, actúan consciente o inconscientemente, socavando tu moral, complicando tu vida y multiplicando tus inseguridades, sin que tú te des cuenta.

depresion

Y es que el principal problema de los vampiros emocionales, es que su comportamiento no es abiertamente tóxico, sino que se oculta bajo palabras y acciones inocentes.

Reconocer a estos falsos amigos es fundamental si queremos mantenernos protegidos de su mala energía. Aquí tienes una lista con los ejemplares más comunes.

1. Los maliciosos.

vampiros psicologicos 2

Cualquier motivo de alegría que poseas, se encargará de fastidiarlo. Cualquier fuerza de voluntad que reúnas, se encargará de destruirla. Su herramienta es la duda, con la que tratará de controlarte para que permanezcas a su lado.

Si le cuentas que tienes una entrevista de trabajo, te dirá que no suelen contratar gente de tu edad… Si un chico te invita a una cita, te dirá que recuerdes el daño que te hicieron… Si le dices que estás a dieta, te hará un pastel de regalo.

2. El vampiro quejica

Siempre tienen un tema por el que lamentarse, y tu la sempiterna tarea de levantarles el ánimo. Sin embargo, es una tarea imposible, y lo más probable es que tras una tarde con ellos, llegues a casa apesadumbrado.

3. El inconformista

Tiene la habilidad de sacar una pega a todo, pues básicamente nada de lo que haces está bien y, a la larga, destruyen tu autoestima. Por supuesto, nunca abre la boca para dar ideas, hacer planes o proponer alternativas, solo espera a que todo esté planeado para sacarle defectos.

4. Los dependientes.

vampiros psicologicos 3

No pueden hacer nada sin ti, en parte porque todos los demás se han cansado de él. Necesita constante atención, porque por sí mismos no tienen lazos de unión. En grupo, terminan por ser tu responsabilidad, ya que ellos no quieren asumir la suya, ni relacionarse con la gente de forma normal.

Algunos de ellos, practican la venganza pasivo agresiva, y es que, cuando consideran que les has dado de lado, no hablan contigo ni se comunican. En cambio, prefieren esperar un momento en que necesites algo de ellos, para olvidarse, por ejemplo, de pasar por ti a la hora acordada. Es su forma, indirecta e infantil, de castigarte.

5. El bromista cruel

Disfraza su mala baba entre risas, pero lo cierto es que sus palabras van cargadas de odio. Aprovecha tus defectos físicos e inseguridades, para realizar bromas divertidas e inteligentes con las que se ríe a tu costa. Sin embargo, tras unas cuantas bromas, siempre consigue dejarte con la moral por los suelos.

6. El liante.

vampiros psicologicos 1

Lo reconocerás con facilidad, pues siempre está en medio de todas las discusiones. Son especialistas en tergiversar la realidad y acrecentar los problemas para poner a unos en contra de otros. Disfruta viendo como los demás discuten y se separan, pues eso, suele reforzar su amistad con la parte que le interesa del grupo.

7. El rabioso.

Son agresivos y cualquier incidente provoca una guerra. Son como la pólvora, y con ellos no puedes ser tú mismo, pues cualquier gesto o palabra que no sea de su agrado, enciende la mecha. Es una relación que termina por consumirte.

¿Has identificado alguno?

pexels-photo-12344
Si has identificado a algún vampiro emocional en tu vida, tal vez quieras saber cómo actuar, pero lo lamento, no hay una formula para ello.

Los expertos recomiendan que sopeses la relación que te une con ellos, y si no son importantes la rompas.

En las ocasiones en que la persona tóxica resulte ser un familiar, un compañero de trabajo o alguien cercano con el que estamos obligados a tratar, lo mejor será cortar sus ataques de raíz y reducir al mínimo tu relación de amistad.

Pero sé inteligente, no discutas. Simplemente distánciate y mira por tu bienestar, en pocas semanas comenzarás a sentirte vivo y lleno de energía.

Basado teorías de Cheryl Richardson – Take Time for Your Life – y la doctora Lillian Glass – Toxic People (Gente tóxica).

Publicado en Salud