Antes del GPS, los mapas y la cartografía, los nativos americanos ya habían desarrollado un curioso sistema para marcar los senderos y delimitar fronteras, y mucho más, usando arboles vivos.
Descubre todo sobre este insólito sistema de información y el extraño crecimiento de los arboles marcadores.

A diferencia de otras civilizaciones, los nativos americanos vivían en completa armonía con la naturaleza.

Animales y plantas eran espíritus hermanos y su vida debía preservarse siempre que se pudiera.

Por eso las tribus desarrollaron un sistema que permitía delimitar las tierras y señalizar los caminos usando árboles vivos en vez de talarlos, para crear carteles y alzar vallas.

Sin maltrato, deforestación o daño alguno al entorno natural en el que vivían.