Dicen por ahí que el desayuno es la comida más importante del día, aunque esta afirmación no parece estar respaldada por los estudios científicos más recientes.

Sea como sea, es una comida que hacemos cada día, así que es importante hacerla bien, especialmente si entre nuestros objetivos está adelgazar.

El error nº1 que se comete muchas veces en el desayuno, es hacerlo demasiado rico en hidratos de carbono: leche con cereales y zumo de naranja, ¿te suena? El problema de incluir demasiados hidratos de carbono en tu desayuno (cereales, galletas, zumos, pan…) es que se produce una subida de azúcar en sangre muy rápida acompañada del consecuente pico elevado de insulina, que provoca una bajada de azúcar en sangre rápida que envía a tu cerebro señales de hambre al poco tiempo de haber comido. ¿Te ha pasado alguna vez que comes y en media hora vuelves a sentir hambre???

Galletas ricas en fibra y bajas en grasa, cereales con miles de vitaminas, magdalenas “light”, zumos ricos en calcio… Estos productos suelen estar presentes en el desayuno y constituyen el error nº2. Ya sabes que para llevar una alimentación saludable que te ayude a adelgazar, debes minimizar el consumo de alimentos procesados. Todo esto son alimentos procesados, aunque en la etiqueta ponga natural, bajo en grasas, con vitaminas… Gira el producto, lee los ingredientes, si el azúcar está entre los primeros (azúcar, fructosa, sacarosa, dextrosa, jarabe de…), este producto mejor que no esté en tu lista de la compra. Recuerda que los ingredientes aparecen en la lista de más cantidad a menos cantidad. (Mira este artículo, verás en fotos el problema del azúcar… Es impresionante.)

El error nº3 es no incluir proteínas ni grasas saludables (huevo, jamón, pavo, queso, frutos secos, aguacate, semillas…). Son importantes para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestras hormonas así que es importante que estén presentes. Los frutos secos son especialmente recomendables para desayunar, hay estudios que sugieren que ayudan a sentirnos saciados más tiempo.

Huevos revueltos con espárragos, ensalada, crema de verduras, tostada con rodajas de tomate y pepino… ¿porqué nos resulta tan raro tomar hortalizas en el desayuno? Es indiscutible que para adelgazar y estar sano la base de tu alimentación deben ser las hortalizas (mínimo el 50%), así que no incluirlas en el desayuno es el error nº4.

Finalmente, el error nº 5 y muy habitual es comer con prisas, sin prestar atención y sin casi masticar…

Resumiendo, para hacer un buen desayuno que te ayude a alcanzar tu peso sano:

  • Si incluyes cereales, que supongan como mucho el 25% y sean integrales.
  • No incluyas alimentos altamente procesados.
  • Incluye proteínas y grasas saludables.
  • Incorpora hortalizas y frutas.
  • Tómalo despacio, conscientemente y masticando bien.

Aquí van algunos ejemplos:


DESAYUNO Nº1

Panecillo pequeño integral con tomate, pepino y jamón serrano

Plátano

Un puñado de almendras

DESAYUNO Nº2

Tortilla de calabacín

Fresas

DESAYUNO Nº3

Yogur griego con melocotón, avena y nueces


DESAYUNO Nº4

Tortita de arroz integral con aguacate

Pera

Un puñado de avellanas

¿Qué te parecen estos desayunos? Déjame tus comentarios más abajo …

Publicado en Salud