Si leíste nuestro artículo sobre los 19 usos que puedes darle a la pasta de dientes, habrás notado que entre ellos había uno especialmente interesante para los conductores.

Y es que la pasta de dientes puede utilizarse para pulir los faros de nuestro coche cuando estos han perdido su transparencia.

Las inclemencias del tiempo y el impacto del polvo y otras partículas van dañando nuestros faros hasta volverlos opacos, dificultando la iluminación de la carretera.

Conducir con las luces de nuestro vehículo en mal estado supone un riesgo para nosotros mismos y otros conductores; y por eso debemos pulirlos para que recuperen su antiguo esplendor.

Realizar esta tarea en un taller mecánico puede suponernos una buena suma de dinero, pero gracias a la pasta de dientes y un poco de paciencia podremos hacerlo nosotros mismos cuando sea necesario.

Aprende a pulir los faros de tu vehículo de forma segura y económica con este video.

Publicado en Hogar