No es tan conocido como el Roland-Garros, pero el Challenger de Sarasota se acaba de convertir en el torneo de tenis más ardiente del mundo después de que los gemidos de una pareja interrumpieran el partido entre Francis Tiafoe y Mitchell Krueger.

El duelo fue interrumpido en varias ocasiones por estos ruidos, pero sin duda el momento más divertido fue cuando Tiafoe se disponía a realizar el saque. Fue entonces cuando los gritos alcanzaron su máximo clímax y el jugador no pudo sino parar para comentar irónicamente el acto. 

¡No puede ser tan bueno!”, dijo Tiafoe desatando las risas del público y la prensa. 

El comentarista, Mike Catión, quien narraba en directo el partido, no daba crédito de la situación, a la que calificó como el momento más bizarro jamás vivido en un partido de tenis. 

“Los gritos eran tan fuertes que al principio pensé que se trataba de un video para adultos”. 

Sin embargo, semejante alarde de pasión parecía provenir de un grupo de viviendas adyacentes al Club Bradenton, donde se celebra el torneo. Fue el propio Kreuger, quien en cierto punto lanzó una pelota contra las viviendas tratando de ahogar los gritos y continuar con el partido. 

Aquí puedes ver un fragmento 


Y aquí el video de este alocado y ardiente torneo con algunas reacciones del público 

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=xPQrKuEdbjk