Los animales tiene una gran facilidad para imitar los gestos, expresiones y acciones humanas, incluso de forma involuntaria e inconsciente.

Por ejemplo, si miras a tu perro a los ojos y giras tu cabeza, él te imitará girando la suya. También es habitual que observándote aprenda a abrir y cerrar puertas, o lo que es más increíble, la nevera.

A veces no sólo consiguen imitarnos, sino que pueden superarnos, como ocurre con este precioso ejemplar de golden retriever, que es capaz de practicar yoga mejor que su propia dueña. Y aunque aun no se ha demostrado que el yoga pueda ser beneficioso para la salud de los canes y el control de su “estrés”, seguro que verlo te sacará una sonrisa.

Original: Yoga dog.

Publicado en Animales