¿Sabías que la piel es el órgano más grande de nuestro maravilloso cuerpo humano?

También es el órgano más descuidado y al que menos prestamos atención, pero es tan importante que urge que desde ya comiences a cuidar de él y a protegerlo para que luzca espectacular.

Nada más importante que cuidarnos desde adentro, pues la piel no es más que un reflejo de nuestro interior. Toma nota de estos tips que en realidad son muy sencillos, sólo necesitas dedicación y disciplina.

Bien hidratada

Para mí este es el paso más importante y esencial no sólo para cuidar de tu piel; un cuerpo hidratado se refleja en el cabello, uñas y el brillo de la piel. Así que el mejor truco de belleza será siempre tomar al menos dos litros de agua diarios. Sí, sabemos que te choca pero puedes combinar el consumo de líquidos con infusiones, tés y aguas de fruta natural. Beber agua es un hábito que debes poner en práctica de inmediato.

Un sueño reparador

Al dormir, las células de nuestra piel se regeneran, por eso es tan importante darle un descanso a nuestra piel, pero además cuando no dormimos el cansancio se refleja inmediatamente en el rostro dándole un aspecto reseco y opaco. Serán suficientes de 7 a 8 horas diarias de sueño para notar la diferencia.

Cuida tu alimentación

Aunque no lo creas, la comida chatarra, alta en grasa y en azúcares, no le aporta nada bueno al aspecto de nuestra piel, por eso no te extrañé el acné después de haber consumido mucha grasa. Las frutas y verduras en cambio aportan vitaminas y antioxidantes que te ayudarán a lucir una piel radiante.

Una buena limpieza

El baño diario no basta para remover todas las células muertas que se van acumulando en la superficie de nuestra piel. Usar un exfoliante al menos una vez a la semana ayuda remover todas esas impurezas que se han quedado acumuladas. Prueba con exfoliantes caseros, son más efectivos, nutritivos y económicos, utiliza ingredientes como el azúcar, la miel y la avena que aportan nutrientes a la piel.

Cuida tu actitud

Somos el reflejo de nuestro interior. ¿Has notado que es fácil percibir cuando una persona está enfadada o muy alegre? Claro, nuestro rostro suele reflejar lo que sentimos, por eso es indispensable que tomes una buena actitud ante la vida, no te enojes o estreses innecesariamente, vive la vida alegre y tu semblante será mucho más agradable para quienes te rodean.

�5�Q�

Publicado en Salud