Desde que la marca de zapatillas Crocs empezara a comercializarse en el año 2002, esta empresa, con sede en la soleada Florida, ha vendido más de 300 millones de zuecos en todo el mundo.

No es de extrañar, pues su comodidad, precio y aspecto desenfadado lo han convertido en el calzado favorito de niños y adultos. Por no mencionar que, al estar fabricadas en caucho blando, resultan difíciles de romper y muy fáciles de limpiar, algo que los padres con niños pequeños valoran enormemente.

Sin embargo, puede que no todo en estas zapatillas sea bueno. Los podólogos y especialistas en traumatología alertan sobre el peligro que el abuso de este calzado podría tener para la salud de nuestros pies.

crocs 4

La doctora Megan Leahy, del Intituto de Huesos y Articulaciones de Illinois, señala que los zapatos crocs y similares “no son adecuados para llevarlos durante todo el día, pues aunque poseen un buen apoyo para el arco plantar, no aseguran el tobillo de forma correcta“.

Cuando un calzado no asegura de forma apropiada nuestro talón, tendemos a apretar los dedos para conseguir mayor agarre, lo que a su vez puede provocarnos tendinitis, deformidades en los dedos, callos y durezas. 

crocs 3

El puente de un zapato es la zona que une el talón con la parte delantera donde reposan los dedos del pie. La mayoría de los usuarios creemos que cuanto más flexible sea este arco, mejor se adaptará el zapato a nuestro pie. Pero como bien señala el doctor Alex Kor, presidente de la Academia Estadounidense de Medicina Podológica Deportiva, estamos equivocados.

“Es más probable que te duelan los pies, si tus zapatos se doblan por el área del puente, y los Crocs son el prototipo perfecto de puente flexible… En otras palabras: a diario vienen a mi consulta pacientes que se quejan de dolor en el talón o en el puente y es porque llevan estos zuecos”.

crocs 2

Ambos especialistas convienen en señalar que los zapatos no son ni buenos ni malos por sí mismos, sino que depende del uso y la patología de cada paciente.

“Está bien usar este tipo de zuecos para ir a la playa o a la piscina, pero no deberían utilizarse para hacer caminatas largas“, explica la doctora Leahy. “¡Lamentablemente me doy cuenta de que los niños -y también los adultos- tienden a abusar de este tipo de calzado”.

Kor, por su parte, cree que los Crocs “solo están indicados para personas que posean un puente muy marcado,  o para aquellos que sufran de edema en piernas o tobillos. En cualquier caso, el doctor asegura que “no recomendaría llevarlos durante 8 o 10 horas bajo ningún concepto”.

Y tú, ¿utilizas Crocs? Y si los usas, ¿has notado algún problema en tus pies? Cuéntanos en los comentarios.

 

Fuente: huffintongpost.com

Publicado en Salud