Kari Mann es auxiliar de vuelo y en uno de sus últimos viajes se encontró con un problema que es más o menos habitual en su trabajo: el retraso del vuelo por cuestiones de mantenimiento después de que los pasajeros ya hayan embarcado.

Cuando ocurre esto, lo normal es que el ánimo y la actitud de los viajeros se complique, los nervios se crispan y aumenta el mal humor; por lo que los auxiliares deben intentar mantener a la gente tranquila y conseguir que todo el mundo mantenga la calma.

Afortunadamente, en aquel vuelo Kari contó con una ayuda que jamás habría imaginado. Cuatro de los pasajeros formaban lo que se llama un “cuarteto de barbería”, un tipo de agrupación musical en la que se canta a capella y donde cada miembro entona una voz diferente. Mira cómo estos señores amenizaron la espera con su canción y consiguieron cambiar el ánimo de todos los pasajeros. ¡Son geniales!

Este post apereció originalmente en nuestra web lanubedealgodon

Publicado en Cultura y ocio