El deporte y la política jamás harán buenas migas, y hoy tenemos un vídeo que sirve como prueba fehaciente de esta triste realidad. Las imágenes fueron tomadas durante los Campeonatos Mundiales Juveniles de lucha libre, celebrados recientemente en Hungría.

La cadena de televisón Al Jazeera captó el momento en que el entrenador del luchador iraní, conocido como Peyman, coloca hielo en el antebrazo de su pupilo momentos antes de enfrentarse al representante de Israel. El joven luchador no entiende por qué su entrenador le pone hielo, ya que se encuentra perfectamente. Este le responde:

 “El problema es que si luchas contra Israel tu nombre será eliminado de la selección para siempre. Te estoy poniendo hielo para que podamos decir que tienes una lesión ¿Lo entiendes? ¿Entiendes la situación?

Acto seguido Peyman rompe a llorar desconsoladamente, sabiendo que si decide no comparecer en ese combate será eliminado de la competición. “¡Déjame ir al combate! ¡Puedo ganarle si me dejas!“, suplica el joven deportista a su entrenador.

Como os decía, detrás de esta escena se esconden exclusivamente razones políticas. Y es que las relaciones entre Irán e Israel nunca han sido buenas, desde la creación de Israel y la consecuente partición de Palestina. Del mismo modo que muchos de sus vecinos árabes, Irán se ha enfrentado al Estado judío en diversas guerras a lo largo del siglo pasado. Actualmente, el régimen iraní no reconoce como país a Israel, por lo que enfrentarse a él en una competición internacional supondría un cierto nivel de reconocimiento.

Y dicen que el deporte es una herramienta de cooperación para la integración social internacional y el fomento de la paz. Sin embargo, estos ejemplos dejan a la vista que la realidad es bien distinta, cuando se trata de motivos políticos. ¿Qué pensáis vosotros?

Vía: Latinos En Israel

Publicado en Miscelánea