El lupus es una enfermedad crónica y dolorosa que afecta más de 5 millones de personas en el mundo, en su mayoría mujeres. Puede sobrevenir en cualquier momento y su tratamiento es complicado, ya que es el sistema inmunológico del individuo el que se revela atacando e inflamando tejidos y órganos.

Existen distintos grados gravedad que van desde pequeñas erupciones hasta inflamaciones extremas de órganos vitales que pueden comprometer la vida del paciente. Es importante no menospreciar los primeros síntomas de esta enfermedad y acudir al médico si identificamos alguno de ellos, sobre todo los más graves. 

Mancha en forma de mariposa

Según WebMD, la mancha en forma de mariposa sobre mejillas y nariz es uno de los signos de alerta más característicos del lupus. Esta erupción cutánea no solo es de color roja sino que puede adquirir tonos púrpuras y sufrir descamación. 

Dedos azulados

El lupus ocasiona problemas circulatorios serios provocando la enfermedad de Raynaud, por la cual los vasos sanguíneos de manos y pies se contraen y estrechan impidiendo la correcta circulación de la sangre. Por ello, las falanges pueden adquirir tonos azules y permanecer siempre fríos, volviéndose más torpes en sus movimientosNo es peligrosa, pero puede resultar incomoda.

Agotamiento extremo

Todos hemos estado tremendamente cansados alguna vez, pero el lupus provoca esta sensación de forma continua y sin motivo. Es decir, no hay ningún sobre esfuerzo que lo justifique.

El lupus puede generar una gran sensación de cansancio y pesadez, acompañada de cuadros febriles parecidos a los que experimentamos con una fuerte gripe. Al fin y al cabo es como si el cuerpo siempre estuviera luchando contra una enfermedad que no existe. 

Pérdida del cabello

Es uno de los aspectos más demoledores para la mujer que sufre lupus, pues su imagen y autoestima se ven muy afectados cuando comienza a experimentar la caída, por mechones, del cabello. Sin embargo, este síntoma suele ser temporal y el pelo vuelve a crecer si la enfermedad remite. 

Hinchazón de piernas

La nefritis lúpica deteriora la salud de los riñones dificultando la secreción de líquidos. Estos, comienzan a acumularse en los tejidos, sobre todo en la zona de los tobillos y piernas debido al efecto de la gravedad. 

Dolor torácico

El dolor torácico es un síntoma que siempre debemos de vigilar. En el caso del lupus puede indicar que nuestro sistema inmunológico ha comenzado a atacar nuestros pulmones y/o el corazón. La infamación agua del corazón se denomina miocarditis, causa dolor agudo y puede comprometer el ritmo cardíaco. 

Llagas en boca y nariz

Al menos el 50% de los enfermos de lupus sufren llagas en boca y nariz, por fortuna no son dolorosas pero sí molestas. Suelen aparecer en el cielo de la boca y son de color rojo con el centro en blanco. También pueden ir acompañadas de picazón, hipersensibilidad o sequedad bucal.

Articulaciones inflamadas

La artritis lúpica es uno de los síntomas más frecuentes, molestos y dolorosos de la enfermedad. Ante la inflamación articular solo pueden usarse fármacos paliativos que traten de aliviar la situación. 

El lupus es una enfermedad grave que puede afectar a cualquier persona. Identificar sus síntomas es importante para un correcto diagnóstico y tratamiento que mejorará sustancialmente su calidad de vida. 

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://www.felupus.org/dml/dml_info_mundial.php
https://www.littlethings.com/early-signs-of-lupus/