Nunca puedes imaginar qué te vas a encontrar en las profundidades del océano.

En Costa Rica, un grupo de buceadores se topó con una mantarraya gigante que había quedado enredada en una red de pesca. Por lo general, estas grandes criaturas suelen evitar el contacto humano, pero en este caso la mantarraya se acercó a los buzos separados por la distancia de un brazo.

Este comportamiento llevó a los buzos a pensar que el animal estuviera pidiendo ayuda, aunque es algo que nunca podremos saber con seguridad.

Dice la descripción del vídeo en Youtube

Nosotros (Thomaz Monteiro y Flavia Passaglia de Brasil) buceábamos en las Islas Murciélago, Costa Rica, cuando vino esta manta en son de paz. Brian Thompson (de Canadá) cortó suavemente la red de pesca que la atrapaba, ahora la manta puede nadar sin problemas. Importante: Recogimos la red. Es nuestro trofeo ahora! Brian, el buzo que cortó la red, dio una pequeña pieza como recuerdo a los buceadores que le acompañamos.

Original: Oceano Video Sub

Publicado en Animales