Atrás quedó el tiempo en que los televisores eran cajas enormes que acumulaban polvo. Atrás también quedaron las fechas en la que se les llamaba caja boba. Aunque todavía la televisión cuenta con la capacidad de hacernos volver zombies, la disponibilidad de contenido web y la forma de combinarlas con las llamadas tras pantallas ha sido todo un avance, haciendo que la experiencia de ver televisión sea una actividad smart. También atrás quedó la época en la que comprar una televisión en Venezuela resultaba fácil. Sin embargo sabemos que existen aquellos venezolanos, en alguna parte, que deben hacer la compra… así que aquí están nuestros consejos:

1. Los tipos de televisores disponibles

Televisores CRT: Los televisores CRT o de tubo de rayos catódicos son los televisores de toda la vida que todos hemos tenido en casa y que la mayoría ya están obsoletos (si, todavía funcionan, pero…). La gente, en comparación con los nuevos, los llaman los c***nes. Por cierto, no vamos a hablar de este tipo de televisor en el artículo, la verdad es que vamos a mencionarlo y dejarlo aquí. Seguimos.

Televisores LCD: La tecnología de los televisores LCD es la misma que se utiliza para realizar las pantallas de los relojes digitales, calculadoras, teléfonos móviles y prácticamente cualquier dispositivo digital que utilice una pantalla para mostrar información.

Televisores LED: En la actualidad son únicamente televisores LCD con una retroiluminación diferente, y no pantallas con bombillos tan pequeños que parezcan pixeles. Eso está aún lejos de poder realizarse, salvo en pantallas gigantescas de estadios y semejantes. En vez de retroiluminar al panel de cristal líquido con un fluorescente de cátodos fríos (CCFL) como se hace en los televisores LCD, en el caso del televisor LED la retroiluminacion se hace con lámparas LED.

Televisores Plasma: Los televisores de plasma están formados por dos láminas de cristal entre las cuales hay miles de diminutas celdas que contienen una mezcla de gases nobles que por lo general son xeón y neón. En realidad cada una de las celdas viene a ser un mini fluorescente de color rojo, azul o verde, y de tres en tres generan cada uno de los pixeles del televisor de plasma.

OLED: Podríamos decir que es el siguiente paso de la tecnología LCD, cuyas siglas quieren decir Organic Light-Emitting Diode. Utilizan diodos orgánicos de emisión de luz que son capaces de emitirla de forma autónoma. Sus ventajas pasan por ser más delgados y flexibles, más económicos de fabricar cuando se estandarice la tecnología, menor consumo y mejor brillo y contraste. Algunos fabricantes ya han lanzado modelos con esta tecnología pero aún es raro verlos en muchas tiendas.

2. Compra algo novedoso

Sabemos que, si vamos a lo más nuevo es decir, algo que esté recién salido de la fábrica nos quitaremos bastantes dudas de la cabeza. Siempre y cuando gastes lo suficiente. Así, en el caso de los televisores, conseguir las novedades de 2015 suele ser una garantía, tanto de calidad con las marcas más famosas. Lo difícil es conseguir dónde hacerlo en Venezuela.

3. Características técnicas

Resolución: Coloquialmente se dice que la resolución del 4K es cuatro veces superior al Full HD, lo que no implica televisiones más grandes, sino que supone mayor nivel de detalle en las imágenes que vemos. Una televisión 4K o UHD, como se conocen principalmente, cuenta con una resolución de 3840 por 2160 píxeles. La densidad de píxeles es mucho mayor que en el caso del Full HD aunque el problema siempre es el mismo: es necesario que existan contenidos en esta resolución para sacarle el máximo partido.

Tamaño y dónde lo pondrás: No es mejor comprarse el televisor más grande del centro comercial si lo vamos a poner en una salita de 9 metros cuadrados. Un televisor muy grande visto desde demasiado cerca es algo totalmente innecesario, ya que no estamos aprovechando su potencia. Es por eso que lo primero que tenemos que hacer es decidir dónde irá colocada la televisión y medir la distancia hasta donde estaremos nosotros viéndola.

4. Compara

3D: Llegamos a uno de los puntos que hace un par de años era crucial, pero que en este momento ya es algo aburrido. El 3D en los televisores domésticos no ha conseguido despertar demasiado interés entre los usuarios. Existen dos tipos de 3D, el pasivo y el activo, el primero fusiona las dos imágenes que se muestran en la televisión de forma simultánea, ya sea en las líneas pares e impares. Se utilizan lentes para separarlas y es por lo general más económico. 3D activo: en este caso, los lentes incorporan su propia electrónica que es la encargada de sincronizar la imagen y mostrarla correctamente. La televisión muestra imágenes para un ojo y para el otro de forma separada y los lentes le dicen a cada ojo lo que tiene que ver. Veredicto: los lentes para 3d activos son casi tan caros como el último iPhone.

Curvado vs. plano (aunque por razones obvias solo hablaremos de los curvos): Los fabricantes nos explican que añadiendo una ligera curvatura cóncava a la pantalla se consigue activar nuestra vista periférica y se logra que percibamos las imágenes como si estuviéramos en el cine. Defienden que el movimiento en las escenas es más natural y que permite un efecto inmersivo sin necesidad de lentes. Algunos usuarios lo ven como producto de marketing mientras otros defienden su utilidad real.

5. Precios

Esta es la sección del artículo en donde hacemos que les duela el alma, por eso no especificaremos mucho. Un televisor 4K en mercado libre puede costar aproximadamente 1,7 millones de bolívares. Un led de 65 pulgadas 3D con lentes incluidos puede rondar los Bs 800 millones. Un Televisor 55 Pulgadas LED 3D puede llegar a cuatrocientos mil bolívares. Pero no se desanimen, seguramente las cosas mejorarán económicamente, o todos tendremos que vender televisores para ganarnos la vida. En el próximo artículo, revisaremos las opciones de ver series y películas de manera online, sin necesidad de televisores.

Publicado en Tecnología y videojuegos